OPINION: EL DEBATE DE LOS DEBATES.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Antonio San José
  • ANTONIO SAN JOSÉ

    13/12/2007

Luz de Gas

El debate de los Debates

“Ganamos sin bajarnos del autobús”. Esta fue la frase lapidaria que pronunció el jefe de la campaña electoral del PP en las elecciones generales de 2004 que mandaron a Rajoy, directa e inapelablemente, a la oposición. En aquel entonces los agudos estrategas de Génova, 13 (cuartel general de los populares) diseñaron una campaña de perfil bajo (ellos dicen “low profile” para aumentar sus honorarios) en los que se perseguía no excitar el voto de la izquierda y situarse cómodamente tras la estela de los ochos años de José Mª Aznar, por tanto no se planteaban ni por asomo hacer un debate ante las cámaras de televisión del que, según analizaban, sólo obtendrían riesgos para el candidato sin atisbar ningún posible beneficio. La historia es conocida, Rajoy no debatió con Zapatero y las urnas dictaron su veredicto. Algunos populares, doy fe, se tiraban literalmente de los pelos ante tanto desvarío cometido con un desconocimiento supino de cómo se plantea una campaña en pleno siglo XXI.

Ahora hay que recocerle al presidente del Gobierno y candidato del PSOE la habilidad que ha tenido para plantear de saque varios debates televisivos a sus oponentes en un claro ejercicio de marcar la agenda y tomar la iniciativa, algo que ha pillado a los de Rajoy mirando para otro lado y de lo que han salido más titubeantes que otra cosa. Zapatero ofrece debatir con el candidato popular y que también lo hagan Mª Teresa Fernández de la Vega, Pedro Solbes y Alfredo Pérez Rubalcaba, con sus homólogos del PP. El interés de los cara a cara está garantizado y, de producirse, ello sólo redundaría en beneficio de los ciudadanos, que se asegurarían así escuchar argumentos confrontados en unos programas que les resultarían útiles a la hora de decidir el sentido de su voto.

Por toda respuesta Rajoy dice que él no quiere debatir en TVE (cuando la televisión pública tiene ya las bendiciones para hacerlo de la Junta Electoral Central) porque no asegura, dice, el pluralismo al ser un canal gubernamental (ya vuelven a lo de siempre). El candidato popular ofrece hacer tres debates en Cuatro, Tele 5 y Antena 3 a las que considera “cadenas independientes” (¡ya era hora que lo reconociera públicamente en el caso de Cuatro!), pero esta salida suena a hueca, a querer hacer imposibles los debates y, por tanto, a excusas de mal pagador.

Aunque parezca sorprendente, en el PP diseñan una campaña muy moderada en la que nuevamente vuelve a sonar la apelación al “perfil bajo”. Sus expertos siguen sin querer agitar las aguas socialistas convencidos de que una alta abstención posibilitaría el cambio de Gobierno. Hay quienes se oponen frontalmente a los debates (quizá por miedo a las posibilidades televisivas de su líder) y quienes piensan por el contrario que en esta campaña tienen que jugarse el todo por el todo y arriesgar si quieren tener posibilidades reales de ganar. Ése es el debate sobre los debates y la situación a fecha de hoy. Así las cosas, convendría recordarles a los tímidos del PP que quien no se arriesga no cruza el río de la posible victoria y que, una vez más, los clásicos son sabios cuando nos recuerdan con meridiana claridad que “los dioses ciegan siempre a quienes quieren perder”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s