EL CONSUMO ESPAÑOL ES INSOSTENIBLE.

instalaciones_electricas_planta_cofrentes.jpg

ESPAÑA

El consumo español es insostenible

Público (07/11/07)

Cada persona esquilma seis campos de fútbol en recursos naturales al año

Los españoles están consumiendo de manera insostenible los recursos naturales del país. Es el alto precio del desarrollo. Y no es una advertencia, está medido. La producción de alimentos y energía, la construcción de viviendas y la fabricación de bienes de consumo supone un detrimento de la biodiversidad española, es lo que los expertos llaman la huella ecológica.

Lo que consume cada persona tiene un impacto en la naturaleza o en la biocapacidad; es decir, en los recursos naturales máximos que tiene un país para realizar una actividad y absorber sus impactos.

Los recursos que necesita cada ciudadano en España equivalían en 2005 a 6,4 hectáreas de media (más de seis campos de fútbol), mientras que la biocapacidad del país era de 2,43 hectáreas por habitante, lo que significa un déficit ecológico de un 264%. Además, esta huella ha aumentado un 19% entre 1995 y 2005, según datos de un estudio elaborado por el Ministerio de Medio Ambiente y presentado ayer.

Se necesitan más de dos Españas para absorber todo este exceso. Para calcular este impacto, se ha analizado el territorio agrícola y de pastos, superficie forestal, áreas marinas productivas, urbanismo, agua, territorio para absorber CO2 y una reserva del 12% de la superficie total para biodiversidad.

Ineficiencia energética

El factor principal de deterioro ambiental es la huella energética, que supone el 68% del impacto total, explica uno de los autores del estudio, Fernando Esteban. El crecimiento de este dato fue del 32% entre 1995 y 2005, y se produjo sobre todo en transporte, vivienda y producción de servicios y bienes de consumo.

La superficie española transformada por el hombre (artificial) también se ha incrementado, un 26% en los últimos 15 años, lo que ha reducido el terreno natural. Los aumentos más significativos se han producido en Cuenca (un 65% más de superficie urbanizada entre 2000 y 2005), Teruel (50%), Albacete (42%), Almería (35%) y Castellón de la Plana (27%).

El incremento de población también tiene una repercusión en los ecosistemas, ya que la superficie de España sigue siendo la misma, pero el censo ha aumentado de manera significativa en los últimos cinco años. Y el consumo se ha disparado.

Por comunidades autónomas, entre las más insostenibles destaca Madrid, que necesita casi 20 veces más de capacidad biológica de la que tiene para atender a su población. Los archipiélagos canario y balear, la Comunidad Valenciana y Catalunya, con grandes concentraciones de población y un elevado consumo, también presentan déficits ecológicos.

Un mundo extenuado

En el resto del planeta, la situación no es mucho más alentadora. EEUU, Europa, China e India superan en más del 200% la capacidad ecológica de sus regiones. En Japón, es del 560%. Este conjunto de países utiliza el 75% de la biocapacidad de la Tierra, según el estudio. Los principales responsables de la huella ecológica mundial son la tala de bosques, la presión por el agua potable y las emisiones de CO2 del consumo energético.

Para Esteban, es urgente una revisión de los hábitos de consumo y de movilidad porque es preocupante que el desarrollo español sea tan insostenible. Estos estándares de consumo actuales no se podrán mantener en el tiempo. Se necesita disminuir la intensidad energética y la dependencia del petróleo, aumentar las energías renovables, el ahorro y la eficiencia energética para hacer más sostenible el desarrollo. Si no se hace nada, en 2020 se necesitarán ocho hectáreas por persona. “Habrá que plantearse si se está en equilibrio con el entorno al recorrer, en un fin de semana, 700 kilómetros para ir a la playa”, concluye Esteban.

Los países desarrollados agotan la Tierra

En España cada ciudadano necesita 6,4 hectáreas de recursos naturales. En Aragón, se consumen 7,2 hectáreas por habitante.
En Europa la media de la ‘huella ecológica’ en 2002 era de 4,7 hectáreas por habitante.
Cada estadounidense consumió de media 9,7 hectáreas en 2002.
En Japón el consumo ha crecido un 6% entre 1992 y 2002.

ASESINATO POLÍTICO EN MADRID: LA ULTRADERECHA MATA A UN JOVEN DE UNA PUÑALADA EN EL CORAZÓN.

12 Noviembre 2007 – 8:01 El sábado conté aquí la convocatoria de una manifestación fascista que recorrería mi barrio ayer por la mañana. Durante toda esa semana Izquierda Unida había estado moviéndose para que en esa manifestación no pasara nada: nuestra diputada Montse Muñoz se había puesto en contacto con la delegada del Gobierno y estuvo pendiente el domingo de conocer cómo había ido el asunto. Algunos afiliados de base de Chamberí estuvimos en bares cerca de la manifestación para, en caso de que hubiera algún incidente, comunicarlo inmediatamente. En cambio no conocíamos la manifestación convocada por los aprendices de fascistas de Democracia Nacional convocada en el barrio de Usera, que probablemente era una respuesta a la de Chamberí entre pirómanos que querían quedarse con las cerillas.

.ovejadnj1.jpg

El cartel que veis es el que convocaba a la marcha fascista en cuyo entorno asesinaron a un joven que iba a manifestarse contra el racismo realmente existente. Los jovencitos ultras le clavaron un puñal en el corazón y lo dejaron muerto casi en el momento. A otro chico le clavaron un puñal en el pulmón y está grave en el hospital. Quienes promueven una manifestación que incita a la violencia como la del cartel expuesto, quienes acuden a una manifestación cargados de puñales (mostrando su intención de que sucediera algo parecido a lo que de hecho sucedió) sólo tienen un nombre: terroristas.

Estoy seguro de que muy poca gente hablará de terrorismo en este caso. Ya se ha establecido en los medios el asqueroso lenguaje que habla de peleas entre bandas, cuando sólo unos tipos iban cargados de puñales para usarlos. Desde luego, la AVT no señala nada del atentado en su página web (están ahora con la preparación de una mani contra el Gobierno) ni se ha establecido el protocolo habitual para los asesinatos a los que estamos más habituados (minutos de silencio en los ayuntamientos, declaraciones de condena institucionales, criticas del PP al Gobierno…).

¿Por qué esa diferencia? Ni idea. Sospecho que ETA y su violencia se han convertido ya en rituales, que tienen sus actos sociales perfectamente medidos: no se trata de mostrar la repulsa, sino de poner en marcha el ritual que tan bien nos conocemos. En cuanto los esquemas son otros (otro tipo de terrorismo, otro tipo de asesinado), parece que la reacción se diluye. No quiero pensar (aunque pueda hacerlo, claro) que la diferencia se deba a que el chico asesinado perteneciera, según dicen, a grupos antifascistas que no serían bien vistos por algunos: puedo asegurar que cuando ETA ha asesinado a un concejal del PP o a un militar no me he parado a pensar si me gustaba más o menos la organización a la que pertenecía el asesinado, pues su muerte era absolutamente ilegítima.

Entre las diferencias estará también la mirada hacia el grupo convocante de los asesinos: Democracia Nacional. Entre los comunicados (1) que este partido emitió ayer no veréis la palabra ‘condena’, ni similares; tampoco veréis la más mínima referencia al asesinato: se habla de incidente y se culpa a la extrema izquierda y a la Delegación del Gobierno. No he escuchado a los de siempre pedir la ilegalización de este partido.

Esta tarde, a las 20h, en la Puerta del Sol hay convocada una manifestación de repulsa por el asesinato.

NOTA: En Tercera Información me hacen hoy una  entrevista sobre la denuncia a Pío Moa, por si os interesa.

————————————————-

EL ALCALDE DE GETAFE NUEVO PRESIDENTE DE LA FEDERACION ESPAÑOLA DE MUNICIPIOS Y PROVINCIAS

000000110138.jpg  
   
IX ASAMBLEA DE LA FEMP

Pedro Castro, elegido Presidente de la FEMP

El alcalde de Getafe, que encabezaba la lista de consenso iniciativa del PSOE, obtuvo el 58% de los votos

11 Noviembre 07

<!– document.write(”

Imprimir

“); //–>

Imprimir
Enviar

El alcalde de Getafe, Pedro Castro, que encabezaba la lista de consenso iniciativa del PSOE para la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), ha sido elegido este domingo nuevo Presidente de la FEMP con el 58% de los votos.

De un total de 27.290 votos, Castro recibió 15.977, mientras la candidata del PP, Regina Otaola, obtuvo 11.310 apoyos.

Pedro Castro toma el relevo del alcalde de Palencia, el también socialista, Heliodoro Gallego. El Partido Socialista apostó por el primer edil de Getafe desde el primer momento ya que considera su gestión un ejemplo de cómo resolver “problemas de nuestro tiempo” y trabajar “a contracorriente” en palabras del responsable de política municipal del PSOE, Álvaro Cuesta.

El nuevo presidente de la FEMP nació en Tomelloso, Ciudad Real, el 12 de febrero de 1945. Se convirtió en concejal del Ayuntamiento de Getafe con las primeras elecciones democráticas, en 1979. Desde febrero de 1983, es el primer edil de esta localidad del sur de Madrid  que cuenta con más de 150.000 habitantes.
Castro tendrá que compatibilizar la presidencia de la Federación Española de Municipios y Provincias con su labor como miembro de Federación de Municipios de Madrid (FMM) y con la Comisión Nacional de Administración Local (CNAL), órgano permanente de colaboración entre la Administración General del Estado y la Administración Local.

INTERVENCIÓN DE LA MINISTRA DE MEDIO AMBIENTE EN EL SEMINARIO SOBRE LA ENERGÍA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO.

cristina-narbona.jpg

INTERVENCIÓN DE LA MINISTRA DE MEDIO AMBIENTE EN EL SEMINARIO SOBRE LA ENERGÍA Y EL CAMBIO CLIMÁTICO

(Congreso de los Diputados, 25.10.07)

Agradezco la oportunidad que se me ha ofrecido para inaugurar este Seminario que tiene un título que es todo un desafío en si mismo.  Que energía y cambio climático aparezcan vinculados a la reflexión y al debate es algo relativamente nuevo en España, pero es efectivamente un enfoque generalizado en lo países desarrollados desde hace bastante tiempo.Precisamente una de las propuestas del actual Gobierno, desde el primer día de la legislatura, fue de recuperar el tiempo perdido por parte de España negando la evidencia del cambio climático y, sobre todo, sin tomar medidas adecuadas en el ámbito de su modelo energético para reducir la dependencia y para garantizar la propia sostenibilidad del modelo.

 Como saben, respecto del cambio climático la primera decisión internacional fue en año 1992, Cumbre de Río, después de la cual se firma la Convención Marco del Cambio Climático donde, ya dentro de la Unión Europea, se establecen determinados objetivos, determinados compromisos antes de que llegara el año 1997 con el Protocolo de Kioto.  Es verdad que en esos años, en España, estoy hablando de la primera mitad de los años 90, hablar de cambio climático y hablar de reducir emisiones de gases de efecto invernadero no estaba en absoluto en la agenda política.  Como no lo estuvo tampoco, desgraciadamente, después de 1997, a pesar de que España se sumó, como parte de la Unión Europea, al Protocolo de Kioto  que significaba un avance en los compromisos  internacionales respecto  de la necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Para que se hagan una idea, en el año 1997 en España las emisiones superaban en un 15% las emisiones del año 1990.  Es decir, en 1997 estábamos exactamente donde deberemos estar el año 2012 de acuerdo con el protocolo de Kioto. Por lo tanto, si hubiera habido un decisión política de contener las emisiones posiblemente hoy no estaríamos tan alejados del objetivo. Sin embargo, entre el año 1997 y el año 2004 aumentaron en 30 puntos las emisiones de gases de efecto invernadero en España respecto del nivel del año 1990.  Y eso no debe extrañar, porque desde el propio Gobierno de España se aseguraba públicamente que cumplir con el Protocolo de Kioto significaría la “tumba de las empresas españolas”.  Por eso, cuando comenzó esta legislatura, España no había hecho los deberes, ni siquiera desde el punto de vista formal, hacia la Unión Europea, que exigía en aquellos meses  que todos los países miembros de la Unión presentaran ya su propuesta de Plan Nacional de asignación de derechos de emisión, una de las herramientas claves para cumplir con el Protocolo de Kioto.

El compromiso de Rodríguez Zapatero con la sostenibilidad

El Presidente Rodríguez Zapatero, en su discurso de investidura, aseguró que uno de sus principales compromisos era situar a España en la misma senda que otros países de nuestro entorno donde el crecimiento económico, la creación de empleo y la mejora de la cohesión social van acompañados de una reducción de la contaminación, de un uso más eficiente de los recursos naturales y de una menor destrucción de nuestro entorno.  Ese es el reto de la sostenibilidad que, desde el primer día de la legislatura,  ha orientado muchas de las decisiones del Gobierno, no solo las decisiones del  Ministerio de Medio Ambiente, y por eso trabajamos de manera inmediata desde el primer día buscando la máxima coordinación entre todos los ministerios. 

 Se creó de forma inmediata una Comisión Interministerial presidida por el Ministerio de Economía y Hacienda, con el Ministerio de Medio Ambiente como secretaría impulsora de esa Comisión de políticas de cambio climático, con el Ministerio de Industria como uno de los principales actores de esa Comisión, pero también con los Ministerios de Vivienda, Fomento, Trabajo, Agricultura, Asuntos Exteriores y la Oficina Económica del Presidente. De esa Comisión han surgido normas fundamentales para empezar a cumplir con nuestros compromisos en esta materia; por ejemplo, la primera Ley en España,  el año 2005, que  permite fijar límites obligatorios de emisiones a las empresas industriales energéticas.

 Esa Ley, que entró en vigor el 1 de enero de 2005, es la que permite una disciplina en términos de emisiones de gases de efecto invernadero que ha contribuido, entre otras cosas, a que en 2006, por primera vez en España, se reduzcan las emisiones de gases de efecto invernadero en el contexto, además, de reducirse por primera vez el consumo de energía total.  Esto  significa que el año 2006 ha supuesto el cambio de tendencia de un país con una elevada intensidad energética, es decir, cuando crecía el Producto Interior Bruto (PIB), el consumo de energía crecía incluso más que proporcionalmente.  Esa es una de las razones de la insostenibilidad del modelo energético de España.

Reducción del consumo de energía

Que en 2006 se redujera el consumo de energía justo en un año en el que el PIB creció casi el 4% es una buena demostración de que se puede crecer  en la actividad económica, se puede crecer en la creación de empleo, pero eso no tiene porqué significar un crecimiento incluso más que proporcional en el uso de la energía.  La receta se llama ahorro y eficiencia obviamente, y eso es lo que desde el primer momento, con el trabajo en primera línea del Ministerio de Industria,  hemos intentado desarrollar con normas relativas al ahorro y a la eficiencia energética, dos paquetes distintos de medidas ya aprobadas por el Gobierno. 

 También con la aprobación del Código Técnico  de la Edificación, que por primera vez introduce en España exigencias de eficiencia energética en los edificios, así como la obligatoriedad de incorporar la energía solar, térmica o fotovoltaica, dependiendo de si se trata de viviendas para uso residencial o de edificios para uso colectivo, y todo un conjunto de medidas que a lo largo de esto tres años y medio  nos han ido situando en la senda que el Presidente del Gobierno afirmaba al inicio de la legislatura.

 Estrategia de Cambio Climático y Energía limpia

En el verano de 2007, el Gobierno adoptó 80 medidas  para la lucha contra el cambio climático.  Una de ellas, quizá de las más notables, es la primera medida fiscal para promover el uso de vehículos menos contaminantes, una medida que por cierto ayer anunció Francia también en el contexto de su plan de medidas de lucha contra el cambio climático.  Se trata de incentivar, a través de la fiscalidad, la utilización de las tecnologías más eficientes y menos contaminantes, una herramienta que tendremos que seguir desarrollando en el futuro. Por supuesto España tiene ahora una Estrategia de Energía limpia y Cambio Climático -esta misma tarde el Consejo Nacional del Clima aprueba la versión definitiva de esa estrategia- pero durante estos tres años y medio se han venido tomando medidas  que tienen también por primera vez reflejo presupuestario. 

 Es en esta legislatura cuando el Ministerio de Industria ha dotado presupuestariamente los planes para apoyar el ahorro y la eficiencia energética, un ritmo de 400 millones de € anuales, y ha trabajado y trabaja con las CC.AA. para que esas medidas de ahorro y eficiencia sean más amplias y lleguen a más ciudadanos.  Medidas como la subvención para el cambio de electrodomésticos poco eficientes a electrodomésticos más eficientes.

Red de Oficinas de Cambio Climático

Por supuesto España podrá cumplir sus compromisos en el horizonte del año 2012 haciendo uso de los mecanismos que prevé el propio Protocolo de Kioto, que permite completar el esfuerzo que hagamos dentro de nuestras fronteras con la realización de inversiones en energías limpias y en eficiencia energética fuera de nuestras fronteras; eso es lo que estamos induciendo a través, por ejemplo, de la firma de Memorandos de Entendimiento en esta materia con 21 países, muchos de ellos son los países de la región iberoamericana donde hemos creado una red de oficinas de cambio climático, pero también hemos firmado con Marruecos, Egipto y con China, sin duda un mercado en estos momentos que representa el gran desafío, que puede ser el gran problema cara al futuro energético de la humanidad o puede ser parte de la solución, porque cuando China comience a desarrollar alguna de las leyes que ha aprobado este año para el uso obligatorio de energías renovables, tendremos en China un mercado de una dimensión tal que el coste de producción de alguna de esa energías renovales podrá sin duda disminuir. 

Por ello, es enormemente satisfactorio que en China estén ya operando algunas de las empresas españolas más avanzadas en energías renovables; de hecho, las dos fábricas de producción de energías eólica mayores que existen en China son de empresas españolas; como son de empresas españolas parques eólicos en países como Estados Unidos u otros países del continente americano.

Los compromisos de los tres veintes de la Unión Europea

Por lo tanto, el Gobierno tiene plena confianza en que podamos  avanzar en el horizonte del año 2012.  Pero también nos planteamos el horizonte del año 2020 porque ése ya es un compromiso asumido dentro del la Unión Europea, que recientemente ha aprobado lo que podríamos llamar el compromiso de los tres veintes:  en el año 2020, el 20% de la energía será energía renovable y aumentará en un 20% la capacidad de ahorro y eficiencia energética.  Siempre en el horizonte del 2020 también hay un compromiso de que el 10% de los carburantes sean biocombustibles. Es dentro de ese horizonte donde trabajamos todos los países, por supuesto también España. 

 Y como queremos mirar más allá, el Ministerio de Industria está terminando ahora un ejercicio de prospectiva en el que colaboramos no solo algunos otros ministerios,  sino  también expertos en materia energética, para establecer en el horizonte del 2030, entre otras cosas, lo que anunció el Presidente del Gobierno en sede parlamentaria:  analizar cómo se puede reducir en el futuro el uso de la energía nuclear en España precisamente para garantizar que esa reducción no ponga en absoluto en cuestión la seguridad del abastecimiento.

El coste económico de la energía nuclear  

 Me parece importante también que en este Seminario se hable del papel de la energía nuclear.  Es un debate siempre abierto que  el Gobierno, además, ha favorecido con la creación de una mesa dirigida por el Ministerio de Industria que durante bastantes meses llevó a cabo un trabajo, creo, muy interesante, de rigor, de análisis de todo lo que supone la energía nuclear, desde lo que es la propia producción a partir de una materia prima, el uranio, que es también un recurso no renovable igual que el carbón, igual que el gas, que el petróleo y por supuesto incluyendo todos los aspectos relativos al final del ciclo de vida de la energía nuclear, de los residuos radiactivos que, como ya se ha comentado, supone la mayor dificultad para la aceptación por parte de la sociedad de la energía nuclear. 

Porque no  hay una solución, y eso si significa que durante un número, en estos momentos ilimitado, de años se tienen que mantener en condiciones de seguridad los residuos de la radioactividad.  Eso supone un coste económico imposible de calcular, como nadie calcula tampoco lo que ha supuesto la energía nuclear para convertirse de una energía  exclusivamente para la destrucción en una energía para usos pacíficos.  Si se contabilizara la inversión pública y privada que se ha desarrollado en los últimos 50 años en torno a la energía nuclear y todo la inversión publica y privada que deberá hacerse durante un número elevadísimo de años para mantener en términos de seguridad la energía nuclear, seguramente esa idea de que es una energía barata, sería muy matizable; en realidad ninguna energía es barata.

 Ahora mismo en Europa las subvenciones públicas al carbón siguen siendo mas altas en importe que las subvenciones a las energías renovables.  Sin embargo, cuando se habla de las energías renovables se habla de unas energías muy costosas.  Por supuesto son costosas, pero incluso si vemos el presupuesto del Gobierno de España, el apoyo al carbón, a la minería del carbón por razones  sociales, alcanza niveles superiores al apoyo que se da con recursos públicos a las energías renovables. Creo que es bueno que estas cuestiones sean debatidas en un espacio absolutamente de rigor como es una Asociación de antiguos senadores y diputados y con la colaboración del Colegio de Ingenieros de Minas.

La dimensión ética del cambio climático

Creo además que es fundamental el esfuerzo que está haciendo el Gobierno en materia de investigación, desarrollo e innovación -se han multiplicado por dos los recursos públicos destinados a I+D+i- y dentro de ese esfuerzo de futuro hay mucho de proyectos ligados  a energías limpias y cambio climático, también por cierto a proyectos concretos con ubicación en la  Ciudad de la Energía en Ponferrada, para conseguir la captura segura de carbón.  Es un tema en el que España participa en las  plataformas internacionales, en las plataformas europeas y aspira a tener alguno de los centros que prevé la Comisión Europea en el horizonte del año 2020.

Y por último, una respuesta energética de futuro que tenemos que construir también desde el presente: la posibilidad de almacenar, a través del hidrógeno, las energías renovables que  tienen carácter intermitente.  Es evidente que la energía solar o la energía eólica son fuentes energéticas cuya principal limitación es que a lo largo del tiempo tiene momentos de mayor o menor intensidad.  La manera de almacenar, de conservar y de utilizar la energías renovable sin ese problema es precisamente a través de la producción de hidrogeno con cargo a energías limpias; también aquí España ha comenzado a tener resultados concretos y yo creo que es en ese esfuerzo de investigación de desarrollo y de innovación tecnológica donde España podrá encontrar un modelo de crecimiento económico mucho menos vulnerable que el actual, mucho más duradero y desde luego mucho más responsable. También en términos éticos porque el cambio climático y los problemas energéticos tienen una extraordinaria dimensión ética y por tanto política.  Hoy los países que más sufren  los efectos del cambio climático son precisamente países que no han contribuido al cambio climático porque son los países más pobres del planeta en algunas zonas  especialmente vulnerables. 

 Por eso España tiene la responsabilidad no solo de alcanzar un modelo energético español que sea menos dependiente y más sostenible, sino que tenemos la responsabilidad de trasladar hacia otros países tecnologías energéticas seguras, limpias y eficientes.  También aquí quiero resaltar que el Gobierno, desde el principio de la legislatura, ha multiplicado por dos los recursos públicos destinados a la ayuda al desarrollo. No hay que olvidar esa dimensión porque es la dimensión que creo que a cualquier persona con vocación pública le toca más la propia fibra:  la dimensión de la responsabilidad social y ética a escala mundial que es la visión de la globalización  desde un aspecto de intensa responsabilidad.

Agradezco esta ocasión de encuentro con todos ustedes, espero que el Seminario tenga el máximo interés y estoy segura que será así por los ponentes y  por todos los asistentes.

Muchísimas gracias,

ASAMBLEA DE LA FEMP, VAYA CAMORRISTAS ESTOS DEL PP.

Por Ricardo Royo-Villanova, hace 22 horas y 34 minutos

¡Vaya camorristas estos del PP!

Rosa Aguilar, durante la 9ª Asamblea de la FEMPA veces, le cuentan a uno cosas y dice ¡Vaya exageración! Eso es, precisamente lo que hubiera dicho yo si alguien me hubiera contado la escena que he presenciado esta tarde, durante el recuento de votos en la 9ª Asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias. No les voy a contar la batalla política que se ha desarrollado estos días en la FEMP. Es realmente aburrida y pueden leerla ustedes en el periódico de su elección. Sólo les diré que, como es lógico, el PP ha fracasado en su intento de colocar a Regina Otaola, la alcaldesa de penalty, en la presidencia de la FEMP. Lógicamente, así debía de ser, puesto que el PP perdió las elecciones municipales de mayo, al conseguir menos alcaldes que el PSOE, que es lo que se elegía, alcaldes, y al no tener apenas capacidad de negociación con nadie, ya que prácticamente todos los que no somos ellos somos enemigos de España y amigos de la ETA.

No les voy a contar la batalla política, sino la forma en que se han comportado algunos alcaldes, concejales y militantes populares en la FEMP, y en especial el incidente protagonizado esta tarde, durante el recuento de las votaciones por un grupo de militantes del Partido Popular, acreditados como delegados, como invitados y como servicio técnico de su partido en la asamblea, ante la mirada impávida y risueña del Alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva, que no ha intervenido en ningún momento.

Tres urnas: una para elegir la presidencia de la FEMP, otra para la ejecutiva y otra para el consejo federal. La mesa de la Asamblea, en la que están representados alcaldes del PSOE, del PP y de IU acuerda que en cada urna haya sólo un interventor por cada partido. Los electores votan, se cierran las urnas y de repente se presentan -dándo órdenes en un tono bastante cuartelero, avasallando y amenazando- cinco o seis personas del PP en cada urna. Que si se cuenta así, que si se cuenta de la otra manera, que si «vais a hacer lo que diga yo porque si no impugno la mesa, y repetiremos el recuento tantas veces como yo lo pida». En estas, aparecen dos miembros de la mesa de la Asamblea, Rosa Aguilar, alcaldesa de Córdoba, y el antedicho Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid. Rosa Aguilar trata de mediar en una de las mesas en que los populares están más agresivos y entonces, uno de los militantes populares más chuscos que allí había va y le pregunta a Rosa Aguilar quién es y qué hace ahí.

Soy miembro de la mesa y mi deber es garantizar que todo se haga de acuerdo al reglamento, se defiende Rosa.

Usted no puede estar aquí, insiste el chusco.

Ella es miembro de la mesa de la asamblea y puede estar donde le parezca, replica un interventor de Izquierda Unida.

¿Tú eres interventor?, grita el chusco al que defendió a Rosa.

– Si, lo soy

Pues tú lo eres, pero doña Rosa, no, así que se tiene que ir, insiste, el tío.

La cosa se va poniendo cada vez más tensa. Un grupo de gente del Partido Popular rodea a Rosa Aguilar, y los interventores de IU, impotentes, no pueden hacer nada, porque han cumplido el acuerdo de la mesa, y sólo estamos tres personas de IU en la sala del recuento. El alcalde de Valladolid, en cuya ciudad saben bien lo chusco que es, mira el numerito con socarronería, pero no dice esta boca es mía. Rosa defiende su derecho a estar allí y alguien -un tipo de pelo blanco, bajito, marisabidillo- le grita a la alcaldesa de Córdoba:

¡Imbécil!

Un interventor de IU se dirige al que ha insultado a Rosa Aguilar y le reconviene, a lo que el tipo replica que «imbécil es el que dice imbecilidades». No veo lo que pasa entonces, porque los populares rodean al del pelo blanco y al interventor de IU, pero oigo a éste que grita: «¡Ni tocarme, ¿eh? ni tocarme!».

La cosa se tranquiliza cuando el secretario general de la FEMP se lleva a Rosa Aguilar aparte. Pero vean ustedes la indignidad de los militantes populares y sobre todo del alcalde de Valladolid, que contempla este desagradable acontecimiento sin decir una palabra, sin intentar calmar los ánimos…

EL PP QUIERE TOMAR LA FEMP POR ASALTO.

Por Ricardo Royo-Villanova, hace 3 días

El PP quiere asaltar la FEMP

La FEMP -Federación Española de Municipios y Provincias- no es precisamente una institución, pero sí es un foro que, hasta la fecha se había mantenido más o menos protegida frente al poliqueo miserable que caracteriza últimamente todo aquello que se pone al alcance del PP, ya sea la Corona, el Tribunal Constitucional o o las víctimas del terrorismo.

Hasta estos días tan agitados que vivimos, la FEMP era escenario de un extraño consenso entre todos los grupos políticos que en ella se encontraban. Y esto era así porque todos los alcaldes de España, que son los que conforman la voluntad política de la FEMP son conscientes de que una de las cojeras que tiene nuestra democracia es que los Ayuntamientos son considerados como los hermanos pequeños de la administración. Pequeños y culpables, y por lo tanto sometido sometidos a permanente vigilancia por parte de sus hermanas mayores: las comunidades autónomas.

La FEMP ha sido uno de los foros desde donde los alcaldes han reclamado un pacto local que redistribuya el gasto público y asegure a los Ayuntamientos capacidad de financiación para que pueda hacer frente a las competencias reales que tienen y para que puedan dar los servicios que realmente están prestando, que son muchos más de los que les corresponden, puesto que las Comunidades Autónomas no las prestan.

Pues bien. Estos días, el PP ha puesto su ojo voraz en la FEMP y ha decidido tomarla al asalto o reventarla. Las elecciones municipales de mayo, que son las que legitimaron a los alcaldes que hoy inauguran la IX Asamblea de la FEMP, se las ganó el PSOE al PP. El PSOE tiene más alcaldes y más concejales que el Partido Popular, así como más capacidad para llegar a acuerdos con otras formaciones políticas.

Por ello, es más que probable que la presidencia de la FEMP no recaiga en el PP sino en el PSOE. Sin embargo, el PP ha lanzado una guerra desleal con la que pretende imponer a Regina Otaola -una alcaldesa nueva, de rebote y sin conocimiento alguno del municipalismo y de los problemas de los ayuntamientos- como presidenta de la FEMP. Aseguran los conservadores que, dado que ellos tuvieron más votos populares en las municipales, a ellos les corresponde la presidencia, y que el hecho de que haya más alcaldes del PSOE que del PP no debe influir en la decisión de quién es el presidente de una entidad que representa, precisamente, a los Ayuntamientos. Curioso razonamiento.

AZNAR Y CHAVEZ.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Antonio Asencio
  • ANTONIO ASENCIO

    12/11/2007

 

Aznar y Chávez

Debo reconocerlo. Lo primero que me he preguntado es: ¿Él lo hubiera hecho? ¿Hubiese Aznar defendido la legitimidad democrática, la dignidad y la honorabilidad del presidente Zapatero ante un, pongamos, Bush Jr. iracundo o faltón? ¿O por el contrario, hubiese hecho la vista gorda, o incluso se hubiese unido a las descalificaciones, avivado el fuego de la discordia, sumado al insulto, enviado al PSOE al eje del mal y al Gobierno al mismísimo infierno? No hace falta ser la pitonisa Lola para adelantar que el comportamiento de nuestro ex se hubiese situado en algún punto entre las segundas opciones. Faltaría más (mucho más).

Lo segundo que he pensado al ver la secuencia del -enésimo- exabrupto del nuevo líder del show-business político, Hugo Chávez, llamando fascista a Aznar en presencia de Zapatero y del Rey, es que el bochorno se escribe con “ch” de Chávez. La RAE desheredó a la ch -dejando muy huérfanos lingüísticamente a valencianos y argentinos- de la misma manera en que Chávez está desheredando la democracia en su país.

Es verdaderamente alucinante lo que ha sido y es capaz de hacer este tío. En pocos años ha puesto patas arriba a Venezuela; ha creado un régimen pseudo-totalitario hecho con los despojos ideológicos del populismo post-comunista del Caribe, el
bolivarianismo y el guevarismo trasnochado; ha puesto varias veces su país al borde de la fractura civil; se ha inventado un antiamericanismo marca de la casa que da vueltas al mundo por el Youtube y las televisiones; se ha puesto al frente de un
extraño resurgir panamericano de aroma indigenista y libertario, y para colmo, ha seducido a -algunos pocos- izquierdistas no demasiado avispados a este lado del Atlántico. Y ahora Chávez encara la última fase de su estruendosa trayectoria buscando, mediante elección popular, transformar definitivamente a Venezuela en un régimen a perpetuidad. Increíble.

Pero el incidente de la Cumbre tiene otra lectura. De la misma forma que Chávez vive del victimismo demagógico de cartón piedra (mientras llama “demonio” a Bush le vende barriles de petróleo por debajo de la mesa), Aznar y Bush viven también de estos
estrambotes mediáticos situados fuera del perímetro de las democracias occidentales. Son fenómenos políticos que se retroalimentan en función de su espectacularidad mediática y televisiva. Dominan el lenguaje de la crispación y el agravio,
convertidos en entretenimiento.

Ayer Aznar y el PP perdieron una oportunidad de oro de sumar puntos en esa espiral del insulto y el la vídeo-política hooligan en la que andan empantanados. Y lo perdieron, porque la sagacidad de Zapatero -y el respaldo espontáneo del Rey- lo impidieron, descalificando no los dirigentes -al fin y al cabo, personas votadas por sus pueblos- sino las formas. Cuando Zapatero defendió a Aznar, en realidad descalificaba acertadamente las formas que se ha gastado nuestro ex con él durante estos años, eslegitimando internacionalmente a Zapatero allá donde iba y desdibujando interesadamente la democracia en nuestro país. No comparable a Chávez, sin duda. Pero sí en la misma lógica de hacer del agravio y de la descalificación una forma de hacer política. Buena lección la de ayer.

antasencio@gmail.com