DIA MUNDIAL CONTRA LA PENA DE MUERTE.

Día Mundial contra la Pena de Muerte: Por un mundo sin ejecuciones
MARÍA LAGO
10 de octubre de 2007Actualmente la pena de muerte sigue vigente en 64 países. De estos, tan sólo 25 llevaron a cabo ejecuciones durante el 2006. Según datos de Amnistía Internacional, el 91% de ellas fueron realizadas en seis países, entre los que se encuentran Estados Unidos y China. Este año el Día Internacional contra la Pena de Muerte, además de abogar por un mundo libre de ejecuciones, tiene un claro objetivo: conseguir que todos los gobiernos voten a favor de la futura resolución de la ONU para la suspensión mundial de la pena capital.

No a la Pena de Muerte En el 2003 la Coalición Mundial contra la Pena de Muerte (integrada por más de 60 organizaciones de derechos humanos) estableció el 10 de octubre como día para gritar ¡No! a esta práctica.

Ahora “el mundo camina hacia la abolición, pero todavía queda mucho trabajo por hacer”, afirma María del Pozo, portavoz de Amnistía Internacional.

Y en esta lucha, el 2007 ha dado un paso importante: por primera vez desde la Unión Europea se ha solicitado a Naciones Unidas una resolución que abogue por la suspensión mundial de la pena de muerte. La firma está prevista para finales de noviembre.

La resolución aprobada no será vinculante, pero tendrá un gran peso moral para “arrinconar a esos países que todavía permiten esta práctica”, explica María del Pozo. “EEUU y China serán los escollos más importantes. Desde Amnistía Internacional esperamos que los estados retencionistas no ncorporen enmiendas envenenadas que cambien la intención del texto y arrastren a otros hacia su postura”, añade.

Hay razones para el optimismo

Desde la organización quieren ser optimistas. Señalan como un hecho positivo que el Tribunal Supremo de EEUU haya planteado la constitucionalidad de la inyección letal.

Que se haya reabierto el debate sobre la pena de muerte en una sociedad que la apoya es un paso. Que en Europa la pena capital esté prácticamente desterrada (a excepción de Bielorrusia) o que en Ruanda se haya aprobado una ley para abolir la condena a muerte, son también buenas noticias.

Pero siguen llegando las malas desde distintas partes del mundo. Según los datos manejados por Amnistía Internacional el 91% de la ejecuciones practicadas en 2006 fueron realizadas en seis países: China (con la cifra más alta), Irán, Pakistán, Irak, Sudán y EEUU.

En estados como Irán, Yemen y Arabia Saudita se ha ejecutado a menores. En Irán las lapidaciones siguen practicándose y el pasado mes de julio se ordenó la ejecución de veinte personas, entre las cuales había algunos acusados por el simple hecho de ser homosexuales.

Por un mundo sin ejecuciones

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos ha sentenciado que “la imposición de la pena de muerte después de un juicio y unos procedimientos de apelación que no respeten los principios del proceso equivalen a una violación del derecho a la vida”.

La pena de muerte será hoy y el resto de los 364 días del año una práctica que atenta de frente contra los Derechos Humanos.

Volver Enviar a un amigo Imprimir Blogs
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s