VALENCIA: ¿FORMULA 1 O FORMULA MAGISTRAL PARA FORRARSE LOS AMIGOS DEL PP?

lunes, 08 octubre 2007

“elplural.com” DENUNCIA “TRAMPAS DE SALIDA” EN LAS OBRAS DEL CIRCUITO DE FÓRMULA 1 EN VALENCIA, PORQUE FRANCISCO CAMPS Y RITA BARBERÁ SE SALTAN LAS REGLAS Y FAVORECEN A EMPRESAS AMIGAS

Han sido muchas las voces de colectivos vecinales y ecologistas las que se han hecho oír estos días con fuerza en Valencia, en contra del polémico circuito urbano de Fórmula Uno. En declaraciones a “elplural.com”, Julio Antonio Moltó, representante de la comisión “El litoral que volem” (El litoral que queremos”), de la Federación de Asociaciones de Vecinos de Valencia, resume lo que está sucediendo con estas claras y contundentes palabras: “Se está utilizando el dinero público para intereses privados”.
Cuanto habla y critica este representante vecinal lo apoya en pruebas que considera “irrefutables”. Todas están resumidas en un escrito-denuncia, depositado en la Generalitat y entregado a los medios de comunicación valencianos para que salgan a luz pública los entresijos que se intentan esconder desde el gobierno regional conservador.

Greenpeace y Ecologistas en Acción se suman a las protestas. El glosario de críticas vecinales, además, cuentan con el respaldo expreso de organizaciones ecologistas, como Greenpeace y “Ecologista en Acción”. Se pide, antes que nada, a la Consellería de Infraestructuras que explique por qué no se ha llevado a cabo un estudio del impacto ambiental, como suele ser preceptivo en este tipo de obras urbanísticas.

Camps y Barberá ponen la “primera piedra”. La Generalitat Valenciana y el ayuntamiento de la ciudad, que preside la alcaldesa “popular” Rita Barberá, intentan saltarse este requisito por una pirueta administrativa. Pese a que Barberá y Camps, pusieron el pasado lunes la primera piedra del futuro circuito en un acto público a bombo y platillo, no consta en ningún documento oficial administrativo que las obras cuestionadas sirvan para construir un circuito, sino como “remodelación y mejoras de barrios”. De esta manera, “se hace la trampa”, señala Julio Antonio Moltó y remacha que son “artimañas” que utiliza el gobierno regional del PP, sin que el ayuntamiento le diga nada “porque es de la misma cuerda política”.

Las obras para empresas amigas. Para colmo de lo que se considera una “actuación fraudulenta” de la Generalitat, desde las asociaciones de vecinos se pone también de relieve que los 41,2 millones de euros – coste de las obras de las dos fases del circuito Fórmula 1 – van a parar directamente a la facturación de empresas, la mayoría de constructores valencianos afines al PP.

El patrón de patronos valenciano, Rafael Ferrando, factura por las obras. Una de estas empresas es Pavasal. Tiene de accionista a Rafael Ferrando, actual presidente de Cierval, la patronal regional valenciana. Este empresario cuenta con la plena confianza del presidente Camps. Lo ha utilizado en sus batallas para reivindicar agua del Ebro, en el seno de la CEOE, de la que es vicepresidente. Además, Ferrando es ahora miembro de la junta de gobierno de la Autoridad Portuaria de Valencia, una de las partes interesadas en las obras del circuito automovilístico. Información completa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s