BLOG ACTION DAY: HABLEMOS DE MEDIO AMBIENTE. EVENTO PARA 15.10.2007.

Blog Action Day: hablemos de medio ambiente
Monday, 15 October 2007 por chesi
Anuncios

ACCIONES DE UGT Y CC OO ANTE LA CRISIS DE LLANERA.

CCOO y UGT se presentarán como parte interesada en el concurso de acreedores

13:55 – 5/10/2007

Enlaces relacionados

Sysmo baraja presentar concurso de acreedores como paso previo cierre fábrica (3/10)

Consejo de Llanera no perderá poderes durante el concurso de acreedores (2/10)

Treintena acreedores minoritarios Llanera se personará en concurso voluntario (2/10)

Economía/Empresas.- Llanera achaca el concurso de acreedores a la evolución del mercado y a su estructura de negocio (1/10)

Economía/Empresas.- Seis empresas del grupo Llanera presentan una petición de concurso voluntario de acreedores (1/10)

Valencia, 5 oct (EFECOM).- Los servicios jurídicos de UGT y CCOO analizan ya la documentación del concurso voluntario de acreedores presentado por seis empresas del grupo inmobiliario Llanera para presentarse al mismo como parte interesada a partir de la próxima semana, confirmaron hoy a EFE fuentes de ambos sindicatos.

El secretario general de la Federación de Construcción, Madera y Afines (Fecoma) de CCOO-PV, José Luis Colomer, explicó que se han iniciado ya los trámites para acudir al citado concurso con la preceptiva petición al titular del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia, encargado del caso.

Según Colomer, el hecho de que la documentación esté aún sin informatizar retrasará este proceso previo a la personación del sindicato en el concurso voluntario por insolvencia presentado por Llanera SL, Llanera Construcciones, Obras y Proyectos SLU, Llanera Urbanismo e Inmobiliaria SLU, Aldalondo SLU, Descans Les Marines SLU y Patrimonial Arenall SLU.

Por su parte, el secretario de Acción Sindical de la federación del Metal, Construcción y Afines (MCA) de UGT-PV, Ismael Sáez, señaló que el objetivo de presentarse al concurso responde al deseo de poder representar a sus afiliados del grupo Llanera, que no tienen aún cuantificados al no existir comité de empresa.

Sáez destacó las complicaciones que están encontrando los sindicatos de reunir información y datos sobre este proceso de suspensión de pagos, al estar la plantilla muy dispersa por España y ser una empresa “muy joven”.

Hasta el momento, MCA-UGT-PV ha recibido una docena de llamadas de afiliados que trabajan en Llanera, interesándose por su situación jurídico-laboral a raíz de los acontecimientos conocidos desde el pasado lunes, cuando se presentó la solicitud de concurso voluntario de acreedores ante los juzgados de lo Mercantil de Valencia.

A su juicio, la fórmula laboral más común que se dará a partir de ahora en el grupo Llanera, por parte de aquellos trabajadores que vean peligrar la continuidad de sus empleos o a quienes la dirección haya comunicado directamente la imposibilidad de pagarles la nómina, será la salida voluntaria en cuanto gocen de otra oferta laboral.

Según Sáez, esto se debe a que la empresa está intervenida judicialmente y la posibilidad de una salida negociada de la empresa pasaría obligatoriamente por los administradores concursales, designados ayer por el juez que lleva el caso (Manuel Calvé, Vicente Andreu y José Luis Ponz).

El consejo de administración de Llanera no perderá sus poderes durante el concurso de acreedores, dado su carácter voluntario, ya que ha sido la propia empresa la que lo ha solicitado ante el riesgo de insolvencia inminente.

Los administradores concursales, apoyados por tres auxiliares delegados (José Luis Ramos, Celestino Aparicio y Antonia Magdaleno), trabajarán conjuntamente en el desarrollo del proceso, cada uno según su especialización profesional.

Su primer cometido será redactar un informe sobre la situación real de las seis sociedades en concurso, tal y como prevé la Ley.

El Juzgado remitirá próximamente una comunicación a todos los acreedores pecuniarios conocidos para que comuniquen la cuantía de sus créditos y se difundirán las debidas publicaciones para el conocimiento general de los posibles afectados, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana. EFECOM.

cbr-jmm/txr

LAS CONSECUENCIAS DE “MILAGRO” LLANERA COMIENZAN A EMERGER.

Almonacid de Zorita, gravemente afectado por la crisis del Grupo Llanera Imprimir E-Mail
Escrito por O.C.   
lunes, 08 de octubre de 2007
  • La compañía era la encargada de la construcción del almacén remporal de residuos de la nuclear “José Cabrera” antes de entrar en suspensión de pagos el pasado día 1
  • Varios autónomos y empresas de la comarca mantienen facturas pendientes de cobro por valor de decenas de miles de euros

GUADALAJARA, 08-10-07

Decenas de personas en Almonacid de Zorita y su comarca se están viendo gravemente afectadas por la crisis de la compañía inmobiliaria levantina “Grupo Llanera” . Esta empresa era la encargada de ejecutar las obras de construcción del Almacén Temporal Individualizado (donde se ubicará el combustible radiactivo gastado en la nuclear, hasta que el Estado culmine un almacén centralizado para todo el país) de la Central Nuclar José Cabrera. Pero Llanera comunicó la pasada semana que entraba en “suspensión pagos”, lastrada por una deuda que los medios económicos han cifrado en casi 750 millones de euros (“Cinco Días”, 1-10-07)

La compañía, presidida por Fernando Gallego, comunicó oficialmente su suspensión de pagos el pasado lunes 1. El Tribunal Superior de Justicia de Valencia aseguró que el grupo se encontraba en situación de “insolvencia inminente”.

Llanera estaba ejecutando las obras del almacén nuclear de Zorita en su condición de empresa subcontratada. Trabajadores del grupo estaban alojados en hostales de la localidad, y son decenas los autónomos y empresas que han servido a la compañía, desde el sector hostelero, hasta el suministro de materiales de construcción. A todas ellas, según fuentes consultadas por EL DECANO les quedan facturas pendientes de cobro por valor de varios miles de euros. Llanera subcontrató a una decena de empresas locales para trabajos de movimiento de tierra, tala de árboles, vertido de hormigón o mantenimiento eléctrico del ATI, entre otros.

Según el diario económico “Cinco Días”, una auditoría realizada sobre el grupo reflejaba una deuda diez veces superior a los fondos propios de la compañía, que apenas alcanzaban los 70 millones. La gravedad de su crisis la muestra el dato de que los ingresos por ventas en 2006 apenas alcanzaron 6’1 millnes de euros.

El ATI de la José Cabrera comenzó a construirse paralelamente al inicio del proceso de desmantelamiento de la nuclear, después de su cierre el pasado 30 de abril de 2006. La Dirección General de Política Energética y Minas autorizó su construcción a Unión Fenosa a el pasado mes de enero. Las obras arrancaron en febrero, y estaba previsto que hubieran concluido ya el pasado mes de agosto.

A este almacén llegará el uranio gastado procedente de la piscina de la nuclear a partir de 2009. Serán unas 100 toneladas de alta radiactividad. La estrctura contará con 16 contenedores (cofres de hormigón), y se está construyendo sobre una losa sísmica situada al sur de la central.

LA SITUACIÓN DE LLANERA AUGURA UNA FUERTE DISMINUCIÓN DE LA PLANTILLA, ES DECIR, DESPIDOS.

TESTIMONIOS

«Si empiezan a fallar las nóminas, yo no podré aguantar ni un mes en Llanera»

 02:07  

 Decenas de empleados de Llanera, antes de entrar en la asamblea celebrada el viernes en un instituto de Xàtiva.

 Detrás de la suspensión de pagos de la inmobiliaria Llanera, de la preocupación que embarga a sus acreedores y de la alarma desatada en el sector de la construcción, hay unos 700 trabajadores del imperio rojo de los  que se ha apoderado la incertidumbre.

Paco Cerdà, Xàtiva Las instrucciones que han recibido desde los sindicatos es que aguanten en el barco para no perder sus derechos laborales en caso de que la actual suspensión de pagos derive en un despido masivo o en la liquidación de la empresa. Esa es la teoría. Pero como casi siempre, casa mal con la realidad.


Así lo ve Miguel Ángel Plà, un albañil de Llanera. Tiene 27 años y paga una hipoteca mensual de 800 euros por la casa que se ha comprado en Alcàntera de Xúquer. De momento, como la gran mayoría, ha cobrado la nómina de septiembre. Pero no sabe qué pasará con la de octubre. «¿Si no cobro en octubre Pues podría ser que me marchara aunque pierda mis derechos porque tengo que comer y pagar la hipoteca» , explica con resignación dentro de un sucio mono de trabajo.
En la misma situación se halla el grueso de los 150 empleados que el viernes se reunieron en una asamblea convocada por Comisiones Obreras en el IES La Costera de Xàtiva. Allí les advirtieron de que el proceso será «difícil, penoso y tortuoso» para los trabajadores. No obstante, Paco, un albañil de Chella de 39 años, piensa esquivar el espinoso camino que se presenta. Como la mayoría, está pagando una hipoteca y, además, hace poco que se cambió el coche. Por ello, dice que no va a poder aguantar en Llanera «ni un mes sin cobrar la nómina» . «Ya me he puesto en contacto con dos empresas y estoy esperando la respuesta. Si me dicen que sí, me marcho enseguida» , asegura Paco, aunque pierda el derecho a posibles indemnizaciones. «Así lo hará el 80% de empleados» , pronostica un compañero. «A Llanera le interesan las bajas» En parecida situación se halla un empleado de Xàtiva. Miguel Fernando paga 450 euros mensuales de alquiler por su casa. «Y es que los sueldos son per a fregir i menjar . No te queda para ahorrar» , se queja. «Un mes sí, pero dos meses sin cobrar yo no podré aguantar» , dice Antonio, albañil de Llanera, que recuerda la hipoteca de 300 euros mensuales que paga más las otras cuatro bocas que le esperan en casa a diario.
Desde Comisiones Obreras ya alertaron que a Llanera le interesa que sean los trabajadores quienes causen baja voluntaria para no tener que indemnizarles. El sindicato intentó tranquilizar a los empleados diciéndoles que, en caso de fallar las nóminas -su principal temor- se pueden pactar salidas como la huelga general, los permisos no retribuidos o la suspensión temporal de contratos. «Las prisas -aconsejó un sindicalista- son para los malos toreros» . Pero por lo visto, en esta corrida, la mayoría de diestros no espera salir por la puerta grande, sólo salvar el tipo.

LOS CUENTOS DE LAS CUENTAS DE LLANERA.

La inmobiliaria de Llanera multiplicó en un año casi por siete su deuda bancaria

La filial inmobiliaria del grupo Llanera, una de las seis sociedades que ha presentado concurso voluntario, pasó de tener una deuda en 2005 con entidades de crédito por 36,2 millones a contraer a finales en 2006 una de 241,6 millones.

DeliciousDiggTechnoratiMeneame


A. O. / J. C. / MADRID / VALENCIA (03-10-2007)

 La apertura de un proceso concursal por la elevada deuda y la falta de liquidez ha acabado con los planes de expansión nacional e internacional y de diversificación de una compañía que pretendía ser uno de los diez primeros grupos promotores nacionales este año.

La apertura de un proceso concursal por la elevada deuda y la falta de liquidez ha acabado con los planes de expansión nacional e internacional y de diversificación de una compañía que pretendía ser uno de los diez primeros grupos promotores nacionales este año.

“Lo que no son cuentas, son cuentos”. Carlos Martínez, director general de Llanera, recurrió en marzo a la famosa sentencia del banquero Emilio Botín para disipar las dudas sobre la solvencia de la entidad, que ya rondaban por los círculos empresariales, políticos y mediáticos desde hacía meses. Sin embargo, la realidad ha demostrado que ni los rumores eran cuentos, ni las cuentas de la promotora y constructora valenciana eran exactamente como las presentaron (Martínez admitió únicamente 304 millones de euros de deuda, que ascendía en realidad a 748 millones).

Los grandes planes de diversificación y de expansión nacional e internacional de Llanera se han venido abajo por la combinación de los efectos del cambio de ciclo inmobiliario (con descensos en la demanda), financiero (con subidas de tipos de interés y endurecimiento del acceso y renegociación de créditos) y un fuerte endeudamiento erróneamente estructurado (con créditos a corto plazo para afrontar proyectos a medio y largo). La suma de estos factores ha abocado a la empresa al proceso concursal, ante la falta de liquidez, y a revisar su estrategia, frenando la imparable escalada de una firma que pasó de facturar 5,3 millones en 2000 a 418,6 en 2006, y que aspiraba a situarse este año entre los diez primeros grupos promotores y constructores de España (en 2006, rondaba el puesto 40 del ránking).

· Complejos con golf. El desarrollo de macrourbanizaciones con miles de viviendas en torno a campos de golf se convirtió en el centro de la estrategia de Llanera hace tres años. Planeaba desarrollar 24 complejos en la zona del Mediterráneo y Andalucía. Para ello, se embarcó en grandes compras de suelo y tomó participaciones en proyectos con otros socios. Sin embargo, pronto surgieron los problemas. Los recelos suscitados por estos complejos, las investigaciones de las autoridades europeas sobre presuntos abusos urbanísticos en la Comunidad Valenciana y los cambios en la normativa autonómica (tanto en temas de suelo y vivienda, como en golf, objeto de una ley específica) han supuesto una paralización de la mayoría de los planes en torno a este deporte. Desde 2004, Llanera sólo ha logrado poner dos en marcha, en Murcia, que suman 5.500 viviendas.

Esta evolución de los hechos y la caída de demanda de vivienda turística llevaron a Llanera a replantearse su estrategia de producto. En marzo, la promotora anunció su apuesta por aumentar el peso de la primera vivienda y la VPO (su gran proyecto, Nou Mil.leni, desarrollado junto a la Generalitat Valenciana, prevé más de 12.000 viviendas). No obstante, las segundas residencias siguen teniendo el mayor peso, con alrededor del 70% de la producción, pero con un nuevo modelo, que deja a un lado el golf a favor de complejos tematizados (en torno al mundo rural o la salud).

· Expansión nacional. Murcia y Andalucía fueron los primeros destinos en el plan de implantación nacional de Llanera, que también había iniciado su desembarco en Madrid y Castilla-La Mancha. De los cuarenta millones de metros cuadrados de suelo gestionados en marzo (la mayoría sin calificación de urbanizable), el 45% correspondía a la Comunidad Valenciana, el 30% a Murcia y el 25% a Andalucía. Además, quería abrir establecimientos comerciales en quince ciudades españolas. La crisis ha supuesto la paralización de todas las obras en marcha, tanto en Murcia, como en Andalucía. La firma ha cerrado su delegación y su oficina comercial en Madrid y, en breve, podría hacer lo mismo en Sevilla.

· Expansión internacional. Londres, París, Berlín,… Llanera inició en 2005 su conquista directa del mercado internacional con la apertura de oficina en Londres (con 50 empleados), que cerró hace unas semanas. Su intención era tener presencia directa en las principales ciudades europeas en 2010, para dar soporte directo a los distribuidores y agentes con los que tenía convenios, en línea con su apuesta por la vivienda turística.

· Patrocinios. El deporte fue el vehículo al que recurrió Llanera para consolidar su imagen de marca acompañando a sus planes de expansión. La firma ha estado ligada en España al Valencia C.F.; los equipos de baloncesto Pamesa, Llanera Menorca y Ros Casares (femenino); en vela, el Llanera Sailing Team; en motor, GTA; y un club de atletismo en Valencia. En Reino Unido, ha apoyado al Charlton Athletic de fútbol y al London Irish de rugby. Todos los contratos han ido cancelando.

· Concesiones. Uno de los objetivos de Llanera era equilibrar en 2012 el peso de sus cuatro principales segmentos de actuación: construcción, promoción inmobiliaria, servicios y concesiones. En el nuevo escenario, se ha visto obligada a revisar su estrategia, centrándose en los dos primeros ámbitos. Dentro de Llanera Concesiones, división que está actualmente a la venta, el grupo incluye tanto aparcamientos, como residencias para la tercera edad. En el primer caso, la filial Llanera Aparka preveía invertir 30 millones de euros en seis parkings, que gestionaría por 40 años. Inauguró hace un año el primero, en Xátiva (Valencia). El resto se ha paralizado. En residencias, sólo tiene una en la provincia de Valencia, gestionada por Ballesol.

· Medio ambiente. En 2005, Llanera creó Entorna, filial de servicios que iba a trabajar en cinco ámbitos: transporte, gestión y tratamiento de residuos; depuración de aguas; servicios municipales y privados (limipieza, mantenimiento del mobiliario urbano y jardinería); energías alternativas y medio natural. El plan también se ha cancelado.

· Salida a bolsa. Una vez consolidado entre los grandes grupos promotores de España, Llanera estudiaría salir a cotizar.
Habrá que esperar al plan de viabilidad para ver cuál es el nuevo rumbo de un grupo que aprovechó el boom inmobiliario, quizás con demasiada ambición.

Noticias Relacionadas

Enlaces Relacionados

FREE BURMA!!

Free Burma!!
Escrito por Juan Pedro Peña

Free Burma!!

Porque yo tampoco aguanto a los dictadores. Me da igual el color que tengan. Me da exactamente lo mismo sus ideas revolucionarias o paranoicas de lo que debería ser el mundo.

Y porque nadie tiene derecho a imponer sus ideas utilizando la fuerza y/o la violencia.

Que aprendan algunos de los victimistas de esta Península Ibérica, lo que es opresión y lo que es represión.

NiConNH3 2.0

EL 70% DE LAS CAPITALES SUBE EL IBI PARA CONTRARRESTAR EL FRENO DE LA COBSTRUCCIÓN.

El 70% de las capitales sube el IBI para contrarrestar el freno de la construcción

01/10/2007

La Gaceta de los negocios.- Los principales ayuntamientos españoles se han anticipado

a la caída de ingresos que se derivará de la desaceleración de la actividad constructora y

del descenso de demanda de vivienda aprobando subidas prácticamente generalizadas

en los impuestos que gestionan y que están relacionados con la vivienda y la

construcción.

La caída de la demanda que supone la desaceleración de la construcción de viviendas —

que ya se evidencia en una caída de los visados de obras cercana al 10%— y el

descenso de la demanda de pisos por el aumento de los tipos hipotecarios pueden tener

un efecto muy negativo en las arcas municipales.

Los ayuntamientos se nutren fundamentalmente de impuestos y tasas relacionadas con

la vivienda, que suponen unos ingresos cercanos al 40% del total.

El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que ya es la principal fuente de financiación

vía tributos de los ayuntamientos, y cuya base imponible está constituida por el valor

catastral de los bienes inmuebles, ha sido el principal objeto de estos incrementos en

2007. Así, 35 de las 52 capitales de provincias españolas —el 70% del total— han

incrementado el IBI en el presente ejercicio, a través de la revisión del valor catastral de

los inmuebles e incluso con la subida del tipos impositivos del tributo.

Sólo uno de estos grandes municipios —Ceuta— ha reducido los valores catastrales de

los inmuebles y los otros 16 ayuntamientos lo mantienen, según se desprende del

Ránking Tributario de los Municipios Españoles, al que ha tenido acceso LA GACETA

y que elabora la Agencia Tributaria de Madrid.

Los impuestos y tasas relacionadas con la construcción suponen ya cerca del 40% de los

ingresos de los municipios, unas administraciones que cada vez tienen más gastos, sobre

todo en materia social, y no precisamente a través del traspaso de estas competencias

por parte de las comunidades autónomas y del dinero necesario para afrontar su

financiación.

Subida casi generalizada

Pese a la subida prácticamente generalizada en este impuesto, los primeros lugares del

ránking apenas varían con respecto a 2006. Lérida, Tarragona y Ciudad Real se

mantienen a la cabeza en cuanto a una mayor cuota media del IBI, que ronda los 100

euros.

En el otro extremo de la tabla se sitúan Pamplona, Vitoria y Ceuta, ciudades en las que

la cuota es prácticamente cinco veces inferior a la que registran los municipios que

encabezan la lista.

Desde un punto de variación interanual de su tipo impositivo, el municipio que ha

registrado una tasa de variación mayor ha sido Cáceres, con un incremento del 15,52%,

seguido a distancia de Gerona con un 5,13% y Vitoria con el 4,57%. El Ayuntamiento

de Madrid registró en 2007 un incremento del 2,07%. Por el contrario, el mayor

descenso lo registró Ceuta con una caída del tipo impositivo del 30%, seguido por

Albacete con el 5,66% y Ávila con el 1,82%.

Otra de las fuentes de financiación de los ayuntamientos españoles es el Impuesto sobre

Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), cuya base imponible está constituida por

el coste real y efectivo de la construcción, instalación u obra. El tipo de gravamen del

impuesto será fijado por cada ayuntamiento, sin que pueda exceder el 4%. En aquellos

ayuntamientos de normativa foral este tipo máximo se fija en el 5%, como es el caso del

País Vasco, mientras que en Navarra el tipo de gravamen se sitúa entre el 2% y el 5%.

Esta circunstancia es la que provoca que los ayuntamientos de Bilbao, San Sebastián y

Pamplona tengan la cuota media más elevada, al situarse en el entorno de los 300 euros

por cada 6.010 euros de coste real de la construcción, la instalación o la obra.

A continuación se sitúa La Coruña, con un tipo impositivo del 4% y una cuota de

240,40 euros. Dentro de este grupo se sitúan Albacete, Alicante, Almería, Badajoz,

Madrid, Málaga o Valencia.

En el extremo opuesto se sitúa Melilla, con la exención de este impuesto, mientras que

Ceuta tiene un tipo del 3,3% y una cuota de 99,17 euros al estar bonificada en un 50%.

Orense, con un tipo del 2,45%, cuenta con una cuota de 147,25 euros y otro gran

municipio como el de Barcelona tiene un tipo impositivo del 3,25% y una cuota de

195,33 euros.

Plusvalías

Otro de los tributos íntimamente ligado al sector inmobiliario es el Impuesto sobre el

Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana, que grava precisamente, el

incremento que experimenten dichos terrenos y se ponga de manifiesto a consecuencia

de la transmisión de la propiedad de los mismos. Su tipo de gravamen será fijado por el

ayuntamiento, sin que dicho tipo pueda exceder del 30%.

Tasa de basuras

El ránking pone de manifiesto que un total de 18 de las grandes capitales de provincia

aplican un tipo impositivo del 30%, de donde se desprende una cuota de 180,3 euros por

cada 601,01 euros de incremento de valor. El resto de municipios ofrece una diversidad

de tipos que oscila entre el 29% de Madrid y una cuota de 174,29 euros, Ávila con el

28% o Toledo con el 26%. El tipo más bajo lo ostenta el Ayuntamiento de San

Sebastián con el 3,52% y una cuota de 21,16 euros.

Con respecto a la tasa de basuras, directamente vinculada a la actividad urbanística y

ciudadana, la cobraban un total de 42 capitales de provincia. En las otras diez capitales

—entre ellas Madrid—, el ayuntamiento se hace cargo y, por tanto, su pago no

corresponde a los ciudadanos.