OLIVAS ADMITE QUE LA DEUDA DE LLANERA CON LAS CAJAS VALENCIANAS ES DE 300 MILLONES DE EUROS. NERVIOSISMO EN PEQUEÑAS EMPRESAS FAMILIARES, EMPLEADOS Y PEQUEÑOS PROFESIONALES AFECTADOS.

30198.jpg

Olivas admite que la deuda de la empresa con las cajas valencianas es de 300 millones
Llanera busca financiación en la Caja de Ahorros de Castilla La Mancha

27.09.2007
lavozdigital.net


Ante la dilación en adoptar una medida positiva por parte de la dirección de Bancaixa y CAM, y a la espera de que las directrices políticas logren superar las reticencias de los técnicos de ambas entidades de ahorros valencianas, el grupo Llanera a través de su consejero delegado Fernando Gallego, ha establecido contacto con la dirección de la caja de ahorros Castilla La Mancha para salir de la crisis. La Caja de Ahorros de Castilla La Mancha está desarrollando un proceso de expansión en la Comunidad Valenciana y que ha manifestado su deseo de entrar en el negocio urbanístico valenciano.

Fuentes de toda solvencia de caja Castilla La Mancha han indicado, que cuando estaban estudiando las posibles vías de financiación y ayuda al grupo Llanera, ha surgido un obstáculo tal vez insalvable y éste es el inicio de los trámites judiciales por el banco de inversiones intenacional, Lehman Brothers para ejecutar un préstamo concedido a Llanera por importe de 150 millones de euros a través del embargo de los terrenos contemplados como garantía en concreto de 4 millones y medio de metros cuadrados que todavía posee Llanera en la explotación REVA, adquiridos por la mencionada empresa en el año 2.006.


Lehman Brothers ha adoptado ésta decisión una vez que Llanera ha incumplido el pago de vencimientos del préstamo.Por otra parte, y según ha podido saber este diario, Jose Luis Olivas, presidente de Bancaixa, en un receso de la reunión que el Club de Roma ha celebrado en Madrid y en la que aprovechó para exponer los objetivos de Bancaja Inversiones, preguntado por los riesgos que la caja valenciana tiene asumidos con la empresa Llanera reconoció en privado ante la imposibilidad de obviar una respuesta, que ésta pregunta no entraba en su exposición, que a su juicio, el riesgo que las cajas de ahorros valencianas tienen con la mencionada empresa supera los 300 millones de euros.

Muchos negocios familiares y pequeños profesionales pueden verse afectados
La crisis de Llanera genera tensión y nervios en el sector de la construcción

27.09.2007
lavozdigital.net


La crisis que a atraviesa el grupo Llanera, cuyos máximos accionistas son la familia Gallego, ha despertado cierta alarma en el sector de la construcción, especialmente en la comarca de la Costera, origen de la empresa. Llanera, con una deuda superior a los 700 millones de euros, puede cerrar si no soluciona sus problemas financieros. El cierre de la empresa, además de afectar a 600 trabajadores-empleados de la inmobiliaria-, puede dejar seriamente dañadas a economías familiares y  micropymes que hasta la fecha han sido subcontratistas del grupo. Ese en sentido, esta situación ha generado un clima de nerviosismo e incertidumbre en la comarca y en el sector de la construcción que empieza a pensar que quizás el caso Llanera sólo “puede ser la punta del iceberg” del sector.

Caixa de Catalunya advirtió en 2005 sobre la posible crisis de Llanera
“Esta situación es más seria de lo que parece. Esta afectando a muchas familias y a trabajadores autónomos y pequeñas empresas que pueden verse arrastrados por la situación que está atravesando la empresa”, comenta un empleado de una gran firma valenciana que trabaja en el sector de la construcción”. En similares términos se expresan otros comerciales de empresas que trabajan directamente con promotoras y agentes urbanizadores. “Hay gente que lo está pasando mal. Esta empresa ha crecido muy rápido y en muy poco tiempo y ahora muchos van a pagar las consecuencias. Nosotros, menos mal que nos hemos librado, pero no ha sido el caso de gente que conozco, que se han quedado con varios millones colgados y ya veremos como remontan el vuelo. No va a ser fácil”.


Otros se alegran de haber decidido, en su día, evitar trabajar con Llanera. “No me gustaba su forma de pago, no se ajustaba a nuestra filosofía de empresa y decidí no trabajar con ellos. Hoy, visto lo visto, me alegro de esa decisión. En nuestro sector tienes que andarte con pies de plomo. Me sabe mal por la gente que sí lo hizo, pero yo hoy siento un alivio. Lo peor de todo es que esta crisis ha generado un clima de cierta desconfianza en el sector.

La crisis de Llanera, ni acaba ni empieza en el mismo grupo, sino que puede tener un efecto negativo en todo el sector. Y eso a medio y corto plazo puede generar ciertas desconfianzas, como ya está ocurriendo entre cliente-proveedor. Algo que hasta la fecha no ocurría como está sucediendo ahora. Nadie quiere verse arrastrado por otra Llanera, y ese comentario empieza a ser habitual”.


Algunos profesionales del sector no entienden como desde las entidades financieras, las instituciones y organizaciones sindicales y empresariales han podido permanecer y permanecen al margen de dicha crisis. El silencio que reina en la caso Llanera, también ha ayudado a incentivar todavía más las dudas en el sector. El mutismo es la nota dominante hasta la fecha. “No entiendo -comenta un profesional del sector- como nadie de la administración no ha salido a dar alguna explicación, es insólito. El silencio todavía es peor, porque da  pie a toda clase de rumurología. Se dice que la empresa está en quiebra y que no va a poder obtener apoyo de la banca para afrontar sus deudas”.
Esta semana, el presidente José Luis Olivas reconocía que la deuda de Llanera con Bancaixa y Cam era algo superior a los 300 millones de euros. Los informes de los técnicos desaconsejan refinanciar a Llanera. Según la información publicada por el diario económico La Gaceta de los Negocios, el único que hasta ahora ha emitido un mensaje de confianza ha sido el Consejero delegado de Llanera, Fernando Gallego, quien en declaraciones al citado diario aseguraba que Bancaixa va a apoyarles. Quizás si ese apoyo llega, la calma vuelva de nuevo al sector, que hoy por hoy, está un tanto intranquilo y muy desconcertado por la dimensión de la crisis. 

Un comentario en “OLIVAS ADMITE QUE LA DEUDA DE LLANERA CON LAS CAJAS VALENCIANAS ES DE 300 MILLONES DE EUROS. NERVIOSISMO EN PEQUEÑAS EMPRESAS FAMILIARES, EMPLEADOS Y PEQUEÑOS PROFESIONALES AFECTADOS.

  1. Lo que ocurre con LLanera va a pasar con otras empresas del sector. La desaceleración en las ventas de viviendas va a pasar factura. El gobierno debe explicar a la gente de a pie, que no tiene conocimientos de economia, lo que va a ocurrir en el futuro, si esta vorágine especulativa no acaba. Los arboles no crecen hasta el cielo. Si esto no se corta este pais se va al garete. ¿ Porqué caen los bancos, constructoras, inmobiliarias? Se nos viene encima algo muy gordo si no al tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s