LA GENERALITAT VALENCIANACREA GUETTOS PARA ALUMNOS CONFLITIVOS.

lunes, 24 septiembre 2007

LA GENERALITAT VALENCIANA DEL PP QUIERE CREAR “GHETTOS”, EN AULAS ESPECIALES PARA “ALUMNOS CONFLICTIVOS” EN LA ENSEÑANZA PÚBLICA. LA INICIATIVA CHOCA CON LA EDUCACIÓN SIN DISCRIMINACIÓN DE LA CONSTITUCIÓN ESPAÑOLA….

Esta es una de las medidas que baraja la Conselleria de Educación del gobierno autonómico que preside el conservador, Francisco Camps, del PP. Se justifica la iniciativa para «perfeccionar» el sistema educativo valenciano. Se trata de una propuesta que a primera vista choca contra la educación sin discriminaciones que defiende la Constitución española. En cualquier caso se sumaría a otras como la puesta en marcha de un Plan de Evaluación en los colegios valencianos que presenten resultados más bajos, y la elevación a rango de ley de todas las acciones contra la violencia escolar integradas en el Plan para el fomento de la Convivencia Previ, según anunció el conseller Alejandro Font de Mora.

Una ley valenciana de Educación de corte conservador-elitista. Estas iniciativas estarán incluidas en dos normas que el Consell tiene previsto promover, el Decreto de Derechos y Deberes -que entrará en vigor en 2008- y la Ley Valenciana de Educación, que en 12 o 15 meses estará lista para su tramitación y que podría aplicarse ya a finales de 2009 o principios de 2010, señaló Font de Mora.

Los alumnos “malos” fuera. Es precisamente el Decreto de Derechos y Deberes el que prevé la creación de aulas especiale de convivencia, para que los alumnos «que ocasionen disfunciones graves puedan ser trasladados a estas clases y ser atendidos por profesores específicos», explicó. Estos docentes serán personal del centro que tendrá la misión de velar por los estudiantes que sean derivados a estas aulas con el fin de que «recuperen la actividad escolar pero sin causar trastornos en el aula», puntualizó.

Plazos más cortos para imponer sanciones a los alumnos. Asimismo, el decreto, que el próximo octubre se someterá a consulta de la comunidad educativa, «reforzará la autoridad del profesor de aula por delegación de los directores de medidas disciplinarias de aplicación inmediata». El objetivo, prosiguió, es «acortar los plazos entre el hecho y la sanción, lo que hasta ahora tardaba meses, incluso, en actos graves de indisciplina». También la Ley Valenciana de Educación pondrá el acento en promover el buen ambiente en los centros. De hecho, incluirá un título llamado Del fomento de la convivencia y prevención de la violencia y «aquí se van a elevar a rango de ley todas las medidas actualmente en vigor en el Previ, de manera que su cumplimiento por parte de todos sea obligado por fuerza de ley». Un ejemplo es que la comunicación de incidencias relacionadas con la violencia escolar por parte de los centros será obligatoria. «El que no denuncie sabrá que está incumpliendo una ley con las consecuencias que eso puede acarrear», advirtió Font de Mora.

septiembre 24, 2007 en DEJACIÓN