UNO DE CUATRO ESCOLARES TIENE MIEDO AL FUTURO, TIENE BAJA AUTOESTIMA Y SIENTE STRES Y ABSIEDAD.

Los datos de este estudio han sido recogidos por sus autores, Iñaki Piñuel y Araceli Oñate, en el libro “Mobbing escolar. Violencia y acoso psicológico contra los niños”, en el que hacen un análisis de los últimos informes “Cisneros”, dedicados a abordar la situación en España de este tipo de violencia.

El 28 por ciento de los niños responden que suelen estar intranquilos todo el tiempo, que tienen una sensación de miedo sin conocer el motivo y que les sudan las manos sin saber por qué, mientras que el 29 por ciento dice que le cuesta recordar y el 25 que sienten nervios, ansiedad y angustia en estas circunstancias.

Respecto a la autoestima, las respuestas oscilan desde el 38 por ciento que asegura que no tiene mucho de qué presumir, el 32 por ciento que dice que a veces piensa que son malos y que no tienen remedio, al 28 por ciento no le gusta su forma de ser, el 23 por ciento si volviera a nacer le gustaría ser diferente y el 20 por ciento cree que es más débil que los demás.

Además, al 25 por ciento de los escolares algunas veces les dan ganas de morirse y el 26 por ciento se odian. En un porcentaje un poco superior, el 27%, los encuestados confiesan que en ocasiones se encuentran sin esperanza y que al pensar en el futuro les entra miedo y angustia.

En el libro, se analizan los últimos datos sobre acoso escolar recogidos por la directora del Instituto de Innovación Educativa y Desarrollo Directivo, Araceli Oñate, y por Iñaki Piñuel, profesor en la Universidad de Alcalá y director del “Mobbing Research” (Investigación del Acoso), que señalan que uno de cada cuatro alumnos sufre el acoso o la violencia en las aulas.

El estudio revela que el riesgo de sufrir acoso escolar se multiplica por cuatro en niños con 7 u 8 años y que disminuye progresivamente hasta el Bachillerato (16-18 años), etapa esta última en la que el porcentaje de acoso en las aulas (en torno al 11 por ciento) coincide con el acoso que se produce en otros ámbitos, como el doméstico o el laboral.

El informe se basa en un muestreo realizado entre 25.000 alumnos de catorce comunidades (todas excepto Valencia, Baleares y La Rioja).

Expone que el acoso es mayor entre niños (24,4 por ciento) que entre las niñas (21,6), y las mayores tasas se han detectado en Andalucía (un 27,7 por ciento), País Vasco y Navarra (25,6), y las más bajas en Aragón (el 18 por ciento de los escolares son víctimas) y Canarias (19,01).

En Asturias y Cantabria la tasa de acoso o violencia alcanza el 23,6; en Madrid, el 23,4; en Castilla y León el 22,70; en Cataluña el 22,6; en Galicia el 22,4; en Murcia el 21,50; y en Extremadura y Castilla-La Mancha el 20 por ciento.

“Vivimos con niños con problemas de autoestima, que están intranquilos y que no se concentran”, señaló Piñuel, quien sugirió que se reflexione sobre la incidencia de estos factores en el fracaso escolar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s