OPINIÓN. ¿”PINZA” ENTRE EL PP Y BATASUNA”

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Enric Sopena
  • ENRIC SOPENA

    26/08/2007

 

¿Pinza entre PP y Batasuna?

Batasuna ha justificado el atentado del viernes en Durango y además ha culpado al Gobierno Zapatero por desear que siga “el conflicto”. Pero no sólo es Batasuna la que ha responsabilizado al Gobierno por el coche-bomba del otro día. Significativamente, desde el PP –tanto en su vertiente política como mediática-, se viene cargando de nuevo contra el Ejecutivo, como si la política al respecto de José Luis Rodríguez Zapatero hubiese facilitado la barbarie perpetrada en Durango; hecha en clave de aviso o, directamente, de castigo a la Guardia Civil. Es decir, al Gobierno y al Estado de Derecho.

“Mientras Zapatero dormía, ETA le colocó una bomba”, ha llegado a escribir, en el diario La Razón, Carlos Dávila, aprovechando una frase del presidente del Gobierno, tras pasar éste su primera noche en la casa rural de Santa Eugenia (Villanueva de Oscos), en el Principado de Asturias. Dávila no ha sido el único periodista que ha recurrido a semejante ruindad. Otros comentaristas o medios de la derecha han dicho o sugerido lo mismo o algo parecido, después de que Zapatero, acompañado de su mujer, Sonsoles Espinosa, manifestara a los periodistas: “Aquí se duerme fenomenalmente”.

Acontece que la acusación inequívoca de Batasuna entorpece el guión de campaña de Génova 13. Y eso enoja enormemente a la cúpula del partido Popular. Está sin embargo más claro que el agua. ETA ha roto su alto el fuego y sus conversaciones con el PSOE, porque Zapatero no ha aceptado las exigencias de los terroristas. Toda la soez literatura – difundida por el PP y sus ramificaciones-, a propósito del proceso de paz ha quedado truncada. Zapatero no ha claudicado ni se ha rendido a ETA. Si no, no hubiera habido T-4, ni ruptura del alto el fuego, ni Durango. Ni relevantes detenciones.

Zapatero cumplió con su deber intentando que el diálogo con ETA/Batasuna consiguiera terminar para siempre con las viles actividades de la banda terrorista. Pudo equivocarse en aspectos menores o secundarios. No en los esenciales. Lo cierto es que no contó, durante todo ese tiempo, con el apoyo, el respaldo y la comprensión del principal partido de la oposición. Lo que buscó con intensidad y esperanza José María Aznar en los años 1998-99 lo buscó también Zapatero. Aznar no logró su objetivo. Cuando se rompió la tregua, reaparecieron las bombas y la violencia. La muerte de numerosos inocentes regresó lamentablemente a la orden del día. Pero desde el PSOE nadie echó entonces las culpas a Aznar por los atentados mortales que ETA llevó a cabo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s