EL BUEN CIUDADANO NO NACE, SE HACE.

miércoles 1 de agosto de 2007

El buen ciudadano* no nace, se hace

¿Te ha quedado alguna? Ésa es -¿recordáis?- la pregunta habitual que soportan los estudiantes durante el verano… Lo más frecuente, al menos en mi época, era catear Mates, Química, Física o Latín.

El verano que viene, podemos encontrarnos con la siguiente respuesta: “Me ha quedado solo Ciudadanía -así llamarán, seguro, a la asignatura Educación para la Ciudadanía-. Es que mis padres no me han dejado seguir las clases, han objetado, menudo palo, tía!”.

Pero, si dada la naturaleza rebelde de los adolescentes, éstos deciden llevarles la contraria a sus progenitores y aprueban con honores la “maldita asignatura”. ¿Imaginan el disgusto para ese padre y esa madre? Su hijo o hija habrá sido captado intelectualmente por el “Gran Hermano” socialista, que pretende manipular a una juventud sana para convertir a todos en maricones o lesbianas, o en rojos peligrosos amigos del vicio y la depravación!!!

Absurdo, anacrónico y tergiversado… el debate lanzado por el PP y la Iglesia Católica es antiguo, oscuro, inquisitorial y falso. Parece mentira que a estas alturas del siglo haya que defender la necesidad de enseñar contenidos de ciudadanía en los colegios españoles.

Ningún líder (o lideresa) del PP ha dado un solo argumento razonable para oponerse a la asignatura. ¿Es alguno de ellos capaz de citar un párrafo de los manuales que están en las librerías en los que hayan encontrado propaganda o ideología distinta a la que expresan nuestra Constitución y nuestras leyes fundamentales?

Quienes hayan tenido interés por leer el contenido de la materia antes de opinar, habrán comprobado que los contenidos se refieren a la igualdad, a la libertad, la convivencia en paz, la solidaridad , el respeto al otro… en definitiva, valores democráticos y cívicos que conviene enseñar a nuestros niños y niñas. Porque, parafraseando a la buena de Simone, el buen ciudadano no nace, se hace sobre los sólidos pilares de nuestro Estado de derecho.

A mi hija Natalie ya no le toca, pero sí a Javichu. El año que viene espero que saque un super 10 en Educación para la Ciudadanía y que eche una mano a sus colegas si es que algún padre o madre decide no dejarles aprender una de las asignaturas más importantes para su formación y, por tanto, para su futuro (y el de los demás).
*entiéndase ciudadanía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s