UN INCENDIO EN LA CENTRAL NUCLEAR DE COFRENTES PROVOCA LA PARADA DEL REACTOR.

instalaciones_electricas_planta_cofrentes.jpg

Un incendio en la central nuclear de Cofrentes provoca la parada del reactor

El CSN dice que el suceso no ha ocasionado riesgo radiológico a personas ni al entorno

CRISTINA VÁZQUEZ – Valencia – 03/08/2007

 

A las 11.45 de ayer el reactor de la central nuclear de Cofrentes se detuvo tras incendiarse uno de los transformadores. El fuego, que activó el plan de emergencia, fue sofocado por la brigada contraincendios una hora después. El Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) certificó que el incidente no afectó ni a los trabajadores ni al medio ambiente y lo clasificó como de nivel 0. Cofrentes, que acababa de arrancar el reactor después de tres meses dedicados a la recarga de combustible, ha registrado con la de ayer dos paradas no programadas en lo que va de 2007.

 

 

La noticia en otros webs

La central registra en lo que va de año dos paradas no programadas

Los responsables de la planta investigaban ayer la causa de la anomalía eléctrica que provocó el incendio. Éste se declaraba 15 minutos antes del mediodía en un transformador de unos 5 metros cúbicos de la central ubicado en el exterior de los edificios de la planta, lo que desactivó al instante el reactor, explicó Iberdrola. En ese momento no había personal en el perímetro donde se produjo el incendio.

El incidente activó el plan de emergencia interior por espacio de una hora, el tiempo que la brigada contraincendios tardó en sofocar el fuego. Hasta la planta se desplazaron unidades de bomberos de Cofrentes, Requena y Chiva y a las 12.45 quedaba extinguido, indicó Jesús Cruz, portavoz de la central.

“Todos los sistemas de seguridad han funcionado correctamente y no se han producido daños personales ni incidencias radiológica o medioambiental”, concluyó la compañía Iberdrola. El Consejo de Seguridad Nuclear certificaba la ausencia de daños y calificaba el incidente como de nivel 0 en la escala internacional de sucesos nucleares (INES).

El delegado del Gobierno, Antoni Bernabé, subrayó que el dispositivo de seguridad había funcionado correctamente. “La situación”, dijo, “es de normalidad y tranquilidad”. La delegación activó el plan de emergencia exterior con carácter preventivo y avisó del incidente a los alcaldes de Cofrentes, Teresa, Jalance, Cortes de Pallás y Jarafuel. También conocieron la situación los alcaldes de Ayora y Requena y se alertó a los responsables de los cinco grupos operativos que actúan en estos casos.

La central paró a finales de abril para la recarga de uranio y realizar además las operaciones habituales de mantenimiento y mejora. La carga de combustible debía haberse completado el pasado 23 de junio, pero la parada se prolongó hasta mediados del mes siguiente debido a problemas con los trabajos de soldadura necesarios para sustituir las tuberías del sistema que acciona las barras de control del reactor. Según Cofrentes, el aplazamiento no se debió a ningún fallo. “Teníamos un programa de trabajo de soldadura con un determinado método, pero se ha visto que no era efectivo y se ha usado otro”, declaró entonces la compañía. Iberdrola solicitó de hecho una ampliación del periodo de parada al CSN para concluir con los trabajos.

Tan lejos como el pasado día 28 el partido de Els Verds-Esquerra Ecologista denunciaba que había nuevos problemas en las instalaciones y que por esta causa no se había reanudado la actividad en Cofrentes. El incendio de ayer y la posterior parada del reactor se producen tres días después del arranque.

El generador estará parado hasta que la compañía conozca el motivo del fallo. Con esta son dos las paradas no programadas que registra la central nuclear valenciana en lo que va de año, confirmó Cruz. La primera se registró el 26 de enero por un fallo eléctrico. “Ninguna de las incidencias registradas”, precisó el portavoz, “han afectado a la seguridad. Ninguna ha sido significativa. La planta está supervigilada”.

Iberdrola apuntó hace unos meses que la planta podría seguir abierta sin problemas otros 28 años más. El diseño de las centrales se realizó para 40 años de vida útil. Pero sus propietarias, las compañías eléctricas, aseguran que mantenerlas en funcionamiento 20 más no plantearía riesgos. Un portavoz de Cofrentes dijo ayer que podría seguir abierta sin problemas al menos hasta 2035. Para entonces habrá cumplido los 51.

La central nuclear de Cofrentes, abierta en 1984, produce 26 millones de kilovatios-hora y factura 1,2 millones de euros diarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s