ACEBES, EL ANGEL EXTERMINADOR.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    21/07/2007

 

Acebes, el Ángel Exterminador

 

Como siempre ocurre en estos casos fue una llamada a medianoche. El jefe nos convocaba a Eduardo, Ángel y un servidor, a una reunión temprana el día siguiente, tenía una misión especial para uno de nosotros.
Nos encontramos en la puerta del despacho poco antes de la hora indicada, al jefe no le gusta que le hagan esperar. Una cierta penumbra, a juego con el bigote, presidía el ambiente del lugar. Nos sentamos en las tres sillas dispuestas frente a su mesa y esperamos en silencio que acabara la conversación telefónica que mantenía en un fluido inglés. Sus “Yes”, “No” y “Of course Mr. Murdoch” sonaban a Shakespeare en sus labios, concretamente en el inferior, el superior nunca se lo hemos visto.
Una vez acabada la conversación, giró con velocidad el sillón de piel hacia nosotros y, por un momento, su melena se mantuvo ingravida sobre los hombros. Sin embargo, sus ojos oscuros, profundos, indicaban que no era momento para romanticismos. Como es de esperar en un hombre de su importancia no se anduvo por las ramas y mirando fijamente a Ángel le espetó:
– Tengo una misión peligrosa para ti.
– Lo que usted ordené, ya sabe que sólo tiene que decirme quién y cuándo.
– Josep, mañana.
– Perdone, ¿mañana es el apellido?
– Mañana es el cuando
– Vale, quizá necesite también un dónde o un quién más preciso
– Josep Piqué, Cataluña, mañana. ¿Cappicci?
– ¿Cappicci es el pueblo?
– No se preocupe señor-interrumpió Eduardo- ahora se lo explicamos nosotros despacito a la salida. Todo saldrá bien.

En los pasillos nos cruzamos con Mariano que, sonriente, nos invitó a un puro.
– No tenemos tiempo, Mariano – le respondió Ángel muy concentrado-, tengo una misión.
– ¿Una misión, qué misión?
– Nada, nada – interrumpió de nuevo Eduardo-, ya sabes como es Angelito, él se refiere a la misión de ayudarte a ocupar el centro, vaya, en lo que estamos todos.
– Muy bien muchachos –prosiguió Mariano mientras se alejaba intentado mantener el puro encendido- así me gusta, ¡a por el centro!
– Pobre criatura –me dijo en voz baja Eduardo- a veces me da pena.
– Pero jefe no hay más que uno- le respondí.

Mientras ayudábamos a Ángel a hacer las maletas para su viaje a Barcelona, repasamos el plan con detalle. Había que conseguir provocar la exasperación de Josep, que fuera él mismo quien diera el paso al vacío, que su grado de ofuscación y de odio hacia el partido fuera tal que maldijera el día que se le ocurrió pasar por la calle Génova. El jefe había sabido escoger al hombre ideal para la misión.
– ¿Lo has entendido, Ángel?-le preguntó Eduardo-. Desde aquí le cambiamos el equipo de dirección y cuando te pregunte porqué, tú le explicas tu teoría de la conspiración.
– No os preocupéis, no es la primera vez que lo hago. Pero ¿me prometéis que si lo hago bien me dejaréis que me encargue también de Alberto?
– Ya sabes que eso es territorio de Esperanza, pero te prometemos hablar con ella.

El día del entierro la alegría mal contenida del jefe contrastaba con la cara compungida de Mariano. Pese a la consternación, quiso ser quien dijera las últimas palabras junto al cadáver.
– “Pobre Josep, hizo lo que pudo”.

Anuncios

2 comentarios en “ACEBES, EL ANGEL EXTERMINADOR.

  1. Borja Mari muy bueno, como siempre es certero con su ironía. Me gustaría que, si hay alguien que lo sepa, me diga quien se esconde tras este pseudónimo, tengo mucha curiosidad por saberlo. Podríamos iniciar una búsqueda, en el buen sentido de la palabra, del personaje en cuestión, igual nos llevamos una sorpresa.

  2. SABES QUE ..AUNQUE CREAS QUE EL NIÑO PUEDE ESTAR LOCO O ENFERMO ……… LOS QUE SI CONOCEMOS A DIOS SABEMOS QUE CUANDO DIOS TE USA NO IMPORTA QUIEN SEAS EL HACE DE TI UN HOMRE Y UNA MUJER MUY ESPECIAL ASI COMO EL NIÑI NADIE ENTIENDE PERO EL NIÑO LO UNICO QUE HACE ES HACER Q EL MUNDO CONOSCA QUIEWN ES DIOS AMEN ,……………..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s