UN BUEN POLÍTICO EN UN PARTIDO EQUIVOCADO.

Buen político en el partido equivocado.

El aldabonazo que le ha soltado esta semana Josep Piqué con su dimisión, en plena línea de flotación de la credibilidad del tan cacareado giro al centro del PP, ha sido de categoría 1 y por añadidura a Mariano Rajoy, renqueante ya ante el abandono hace pocas semanas de Jaume Matas, le han dado el toque de gracia. El pulso que se ha dirimido en Catalunya entre el ala extrema del PP y su facción más moderada ha tenido en Acebes el claro ganador y al PPC como perdedor en un territorio en el que ya no les quedaban demasiadas simpatias y la vuelta a posiciones pasadas no lo va a arreglar, ¿veremos otra vez a Alejo de máximo responsable? y ahora ¿que va a pasar con la Nebrera?. Que David Sirera elogiase en su toma de posesión la gestión de Aznar, otra confirmación de que las posiciones del PPC no se han dulcificado, mal síntoma, haciendo honor al apellido del nuevo presidente regional con falta ortográfica incluida, la “Sirera” (la guinda) que corona el pastel. Para el PSOE, la clara evidencia del peso que siguen teniendo la ameba Acebes,el incorruptible Zaplana y neofacha Aznar en el diseño de la estrategia política de los conservadores, es otra excelente noticia ya que no en vano los tres, junto al de los hilillos de plastilina, fueron los responsables de su éxito en el 2004.

Hablan de esta dimisión: Piqué y el PP de las cavernas 

 El club del tetaedro.

 Patada en el culo a Piqué – Espacio abierto para el civismo.

Mezquindades y miserias – El diario vasco.

Email this Publicado por edp el 21/07/2007 a las 7:16 en politica catalana |

 Enlace permanente Etiquetas de Technorati: acebes, pique, pp, sirera Digg | Guardar en del.icio.us

FELIPE GONZALEZ: “EN EL DÍA DEL ADIOS” (EN LA MUERTE DE JESUS DE POLANCO).

polanco.jpg

TRIBUNA: FELIPE GONZÁLEZ

El día del adiós

FELIPE GONZÁLEZ 22/07/2007

 

“En realidad sólo soy un vendedor de libros”. Así se definía cada vez que lo llamaban Jesús del Gran Poder, o le proponían algo que le parecía que desbordaba su capacidad de emprendedor nato, o lo perseguían con saña o lo adulaban sin recato. Era su forma machadiana de ajustarse a su dimensión íntima.

 

La noticia en otros webs

Y también era un vendedor de libros. Viajero incansable por la piel de América, de la América que compartía nuestra lengua, cargado de libros de texto o de literatura hispana, hasta que se tropezó con la aventura mediática en las postrimerías del franquismo o en los albores de la democracia. He conocido a pocos españoles, empresarios, políticos o intelectuales, que conocieran tan bien el espacio Iberoamericano y, por ello, que conocieran y quisieran tanto esta pequeña porción de ese mundo de la lengua que llamamos España.

Javier Solana me decía, dos horas antes de su muerte, que estaba desapareciendo una generación clave para comprender lo que somos y donde estamos, y me interpelaba con urgencia para decidir qué hacer. Estaba en Madrid para asistir a las honras fúnebres de Rodrigo Uría y le conmocionó la información de la gravedad de Jesús. ¿Qué podemos hacer Javier? Es así.

En estas horas pensaba que efectivamente pertenecíamos a la misma generación, que no se mide por la edad sino por la experiencia vital que se comparte. Nunca logré explicar esa sensación para que se entendiera, hasta que pensé en los veteranos de las mismas batallas, los que compartieron trincheras aunque los separaran una docena de años.

Siempre sentí la amistad tierna y áspera de Polanco. Sus detalles de cortesía según la tradición, que contestaba a las cartas a mano, que no olvidaba cumpleaños y que sentía que olvidaran los suyos, junto con sus rebotes cántabros de frases cortas y duras de las que se arrepentía un minuto más tarde, pero no podía evitar.

Con esa personalidad nunca aceptó la prisión de la imagen en la que lo encerró su proyección pública. Antes y después de su muerte se dirán las cosas que lo perseguían para bien y para mal y que él encontraba siempre exageradas, distorsionadas por el foco que manejaban otros.

El vendedor de libros era un hombre de cultura, capaz de comprender la otredad del mundo hispánico en el que nos reflejamos. Su vida estaba unida al soporte papel, a los libros primero, y al buque insignia del periódico más tarde. De ahí surgió todo, incluida esa nueva dimensión de gran emprendedor de medios de comunicación que le costaba aceptar en su dimensión real y que le fascinaba.

Con Juan Luis Cebrián, cuando era tan joven que parecía imposible darle tanta responsabilidad, y un equipo de hombres y mujeres, marcó el espacio de la libertad de expresión que contribuyó a forjar la España democrática que vivimos. Creó un grupo independiente en el mejor sentido de la palabra. Y contra viento y marea lo mantuvo y desarrolló.

Se dirá muchas veces que el Grupo PRISA es el más importante o el más grande del espacio que compartimos, pero no sé si es cierto. Al decir de Jesús no era verdad. A mi juicio, no importa. Lo que importa es que creó y desarrolló medios que se convirtieron en los más influyentes, los más determinantes para conformar la opinión y la imagen de España, dentro y fuera de nuestras fronteras.

A los que lo persiguieron con ahínco debo agradecerles que fortalecieran nuestra amistad. Pero eso lo contaré más tarde. Hoy es el día del adiós, cuando se siente el desgarro del vacío y se acumulan impresiones que darán paso a los recuerdos.

Felipe González es ex presidente del Gobierno español.

EN LA MUERTE DE JESUS DE POLANCO.

enric_sopena4.jpg

21/07/2007

En la muerte de Polanco, a quien no le dejaron ser “neutral”

Se va el presidente de Prisa, acompañado de la gratitud de millones de ciudadanos demócratas

España, por fortuna, cuenta desde la transición con El País, que ha sido y sigue siendo un periódico de calidad, valeroso defensor de la democracia, de la Constitución –recuérdese el 23-F y el papel jugado aquella noche por el diario de Prisa-, ubicado en el centro-izquierda y empeñado en el noble propósito de denunciar los errores y miserias de unos y de otros actores políticos; sobre todo, la peligrosa deriva hacia la derecha extrema en la que, desde hace bastante más de una década, parece sumido el Partido Popular.

La solidez de ese periódico ha sido posible por muchos factores y gracias a muchas personas. Pero sin un empresario como el fallecido Jesús de Polanco, probablemente a estas alturas ni El País continuaría siendo lo que en la actualidad es, ni mucho menos el Grupo Prisa habría llegado al nivel de gran potencia mediática con descollantes inversiones en el extranjero, fundamentalmente en Latinoamérica, pero también –por citar un ejemplo sin duda emblemático- en Francia, donde el honorable Le Monde reforzó hace poco su estructura empresarial con la participación accionarial del grupo mencionado.

Estandarte principal
Aparte de El País, que ejerce de estandarte principal de Prisa, la SER, Cinco Días y el complejo Sogecable –con La Cuatro desplegando velas, además de otras aportaciones televisivas como Canal Plus, CNNPlus o Localia-, componen un entramado mediático de gran envergadura. Su contribución a la modernidad del periodismo español –en paralelo a los cambios espectaculares y, por lo general muy positivos, registrados en España desde hace tres décadas- resulta indiscutible, aunque no sea exclusiva, y sí compartida con otros intentos meritorios y saldados asimismo con éxito.

Coraje y clarividencia
Ha muerto Jesús de Polanco, cuyas palabras en la Junta de Accionistas de Prisa, hace unos meses, demostraron su coraje y su clarividencia. Fueron su despedida pública y constituyen una parte de su legado. Advirtió sin rodeos que la estrategia del PP, partido al que calificó “franquista”, llevaba a la confrontación, a la división e incluso generaba un ambiente guerracivilista. Apostó por una “derecha laica, moderna y democrática”. En estas circunstancias, dijo, “es muy difícil ser neutral”.

La respuesta de Rajoy
La respuesta de Mariano Rajoy fue tajante y autoritaria. Ordenó el boicot a los medios de Prisa en orden a colaboraciones o presencias de personas de su partido, además de aludir a medidas de carácter publicitario cuyo alcance no fue pormenorizado. Lo desobedeció el diputado valenciano Joaquín Calomarde, habitual colaborador de El País y de elplural.com. quien publicó un artículo en el periódico de Prisa. Días después, Calomarde optaba por darse de baja del PP.

Insulto repetido
Polanco se había convertido para la prensa afín a Génova 13, y desde hace casi veinte años, en el enemigo a batir. Mentar a Polanco equivale, en la COPE por ejemplo, a mentar al diablo. El día en el que se supo el retorno a España de Rodrigo Rato -lo que produjo la indignación de Losantos y compañía-, el insulto más repetido al que fuera vicepresidente económico del Gobierno del PP fue el de polanquista.

Ignorancia supina
Este empresario ha sido víctima –junto a Juan Luis Cebrián, su mano derecha- de las descalificaciones más groseras, perversas y soeces. Polanco, en el imaginario colectivo de los conservadores españoles, era una especie de Al Capone. Claro que la ignorancia supina de algunos podría servir de atenuante a esa legión de calumniadores especializados en denigrar a Polanco.

Sin límites
Esta leyenda de malo de la película la fomentó el mismísimo José María Aznar. Su odio hacia Prisa careció de límites. Llevado por el rencor y por el deseo de silenciar al adversario, Aznar -recién llegado a la Moncloa- puso en marcha una compleja operación destinada a dinamitar o dañar gravemente al Grupo Prisa. Lo hizo desde el Gobierno, con la complicidad de ciertos jueces y fiscales y la del denominado Sindicato del Crimen, integrado por conocidos periodistas en la órbita genovesa.

Ciudadanos que no olvidan
Quisieron en 1997 acabar con Polanco y con Cebrián. Estuvieron a punto de lograrlo, y de encarcelarlos. Como acostumbran, no tuvieron ni pudor ni escrúpulos. Ahora, diez años después, Polanco ha fallecido. Pero se va acompañado de la gratitud de millones de ciudadanos demócratas que no olvidan que –más allá de errores, insuficiencias o miserias, que caracterizan la condición humana- el Grupo Prisa ha sido decisivo para que las libertades, secuestradas por la dictadura, volvieran a España. Y para mantenerlas en épocas difíciles, y muy recientes. A Polanco el integrismo neocon le impidió “ser neutral”. No cayó en la trampa de la equidistancia. Aquel a quien no le dejaron ser neutral descansa ya en paz. Adiós, Jesús. E.S.

GUARDIANES DE LA MORAL, SOLDADOS DE LA FE.

ARTÍCULOS DE OPINIÓN

  • Hugo F. Silberman
  • HUGO F. SILBERMAN

    20/07/2007

 

Guardianes de la moral, soldados de la fe.

“Qué dirá el Santo Padre/que vive en Roma,/que le están degollando/a su paloma?”(Violeta Parra)

En los últimos días se han producido dos noticias que tienen como protagonistas a la Iglesia Católica y a curas violadores y pederastas. Una de ellas está fechada en Los Ángeles, Estados Unidos, la otra en Madrid.

Los responsables de ambas diócesis, cardenal Roger Mahony y obispo Antonio Maria Rouco Varela actuaron de idéntica manera: ante las denuncias de violaciones y abusos sexuales a niños perpetrados por sus sacerdotes, no auxiliaron a las víctimas, ni tuvieron compasión (un sentimiento muy cristiano), ni pusieron esos hechos execrables en conocimiento de la justicia, nada de eso, por el contrario, los encubrieron trasladando en algunos casos de parroquia a los curas involucrados, y alguna vez, culpabilizando a los niños.

La archidiócesis de Los Ángeles ha aceptado un acuerdo extrajudicial por el que pagará 660 millones de dólares a 500 víctimas. El pago de estas indemnizaciones libera al cardenal de comparecer ante los tribunales y asumir sus responsabilidades, también a los sacerdotes implicados. Una vez garantizada la impunidad, quien amparó y consintió durante años la comisión de uno de los mas repugnantes crímenes que puedan cometerse (el poder de influencia y coacción de los sacerdotes sobre niños educados en “el temor a Dios” es ilimitado) pide perdón. No es creíble, pero es un gesto.

En España el Tribunal Supremo condena como responsable subsidiario al arzobispado de Madrid a indemnizar con 30.000 euros a una víctima de abusos sexuales cometida por el sacerdote de 74 años Rafael Sanz Nieto. La sentencia considera probado que entre 1998 y 2001 el acusado “entró en relación de amistad” con la familia del menor, por lo que acudía a su domicilio “con asiduidad para el cuidado de los hijos, formación religiosa y refuerzo en los deberes escolares” . “Con el afán de satisfacer sus instintos libidinosos, primero en casa de la familia y después en la vicaría, llevó a cabo tocamientos al menor y obligó al niño a que le tocara”. Estos hechos se repitieron entre finales de 1999 y 2001, para lo que utilizó “la excusa de que ello era bueno y sano para el desarrollo corporal”.

Según la sentencia, el Arzobispado conocía los hechos y los ocultó. El caso fue denunciado en su momento por un grupo de catequistas del barrio de Aluche (Madrid capital), primero ante el Arzobispado, y posteriormente, ante la inacción y encubrimiento por parte de éste, ante la justicia. La actitud de estos feligreses llevo a la jerarquía eclesiástica a expulsarlos de la parroquia.
A diferencia del arzobispo estadounidense, Rouco no ha pedido perdón a la víctima ni a la familia. Imperturbable, guarda silencio él, la iglesia, sus medios y sus portavoces.

Las indemnizaciones por casos de violaciones y abusos sexuales a niños, que la iglesia católica de EEUU tuvo que afrontar en los últimos años, llevaron a la quiebra a las diócesis de de Arizona, Washington, Iowa y Oregón, otras, como la de
Boston, tuvieron que vender sus propiedades para hacer frente a los pagos. En EEUU, a diferencia de España, la iglesia se financia exclusivamente con las aportaciones de sus fieles y de sus negocios (televisiones, radios, editoriales, empresas, etc.) no reciben asignación alguna del estado. Nosotros a la iglesia le pagamos los sueldos de sus religiosos y profesores de religión, financiamos su actividad, sus negocios especulativos en bolsa (Gescartera), está exenta de pagar el
impuesto al valor añadido (IVA), y ahora, las indemnizaciones a víctimas de abusos sexuales cometida por curas degenerados.

Esta iglesia militante contra el progreso científico y social, la que insulta y difama a través de sus medios audiovisuales, la que cierra parroquias que siguen las enseñanzas de Cristo y trabajan para sacar de la marginalidad y la delincuencia a
cientos de jóvenes, la que prohíbe el uso del condón sin inmutarse ante el sufrimiento y la muerte de millones de personas afectadas de sida, la que se manifiesta en las calles contra los matrimonios entre personas del mismo sexo, la que impone la enseñanza de religión en las aulas de la escuela pública, la que declara la guerra a la asignatura de Educación para la Ciudadanía, la que se opone a la tímida Ley de la Memoria Histórica mientras prepara beatificaciones de “mártires católicos de la guerra civil”, la que ampara y encubre delitos de violaciones y pederastia cometidos por sacerdotes, esta iglesia es la que quiere imponer esa, su moral ,a toda la sociedad. Dios nos libre!

ACEBES, EL ANGEL EXTERMINADOR.

EL RINCÓN DEL NEOCON

  • Borja Mar�a Zallana de los Acebos
  • BORJA MARÍA ZALLANA DE LOS ACEBOS

    21/07/2007

 

Acebes, el Ángel Exterminador

 

Como siempre ocurre en estos casos fue una llamada a medianoche. El jefe nos convocaba a Eduardo, Ángel y un servidor, a una reunión temprana el día siguiente, tenía una misión especial para uno de nosotros.
Nos encontramos en la puerta del despacho poco antes de la hora indicada, al jefe no le gusta que le hagan esperar. Una cierta penumbra, a juego con el bigote, presidía el ambiente del lugar. Nos sentamos en las tres sillas dispuestas frente a su mesa y esperamos en silencio que acabara la conversación telefónica que mantenía en un fluido inglés. Sus “Yes”, “No” y “Of course Mr. Murdoch” sonaban a Shakespeare en sus labios, concretamente en el inferior, el superior nunca se lo hemos visto.
Una vez acabada la conversación, giró con velocidad el sillón de piel hacia nosotros y, por un momento, su melena se mantuvo ingravida sobre los hombros. Sin embargo, sus ojos oscuros, profundos, indicaban que no era momento para romanticismos. Como es de esperar en un hombre de su importancia no se anduvo por las ramas y mirando fijamente a Ángel le espetó:
– Tengo una misión peligrosa para ti.
– Lo que usted ordené, ya sabe que sólo tiene que decirme quién y cuándo.
– Josep, mañana.
– Perdone, ¿mañana es el apellido?
– Mañana es el cuando
– Vale, quizá necesite también un dónde o un quién más preciso
– Josep Piqué, Cataluña, mañana. ¿Cappicci?
– ¿Cappicci es el pueblo?
– No se preocupe señor-interrumpió Eduardo- ahora se lo explicamos nosotros despacito a la salida. Todo saldrá bien.

En los pasillos nos cruzamos con Mariano que, sonriente, nos invitó a un puro.
– No tenemos tiempo, Mariano – le respondió Ángel muy concentrado-, tengo una misión.
– ¿Una misión, qué misión?
– Nada, nada – interrumpió de nuevo Eduardo-, ya sabes como es Angelito, él se refiere a la misión de ayudarte a ocupar el centro, vaya, en lo que estamos todos.
– Muy bien muchachos –prosiguió Mariano mientras se alejaba intentado mantener el puro encendido- así me gusta, ¡a por el centro!
– Pobre criatura –me dijo en voz baja Eduardo- a veces me da pena.
– Pero jefe no hay más que uno- le respondí.

Mientras ayudábamos a Ángel a hacer las maletas para su viaje a Barcelona, repasamos el plan con detalle. Había que conseguir provocar la exasperación de Josep, que fuera él mismo quien diera el paso al vacío, que su grado de ofuscación y de odio hacia el partido fuera tal que maldijera el día que se le ocurrió pasar por la calle Génova. El jefe había sabido escoger al hombre ideal para la misión.
– ¿Lo has entendido, Ángel?-le preguntó Eduardo-. Desde aquí le cambiamos el equipo de dirección y cuando te pregunte porqué, tú le explicas tu teoría de la conspiración.
– No os preocupéis, no es la primera vez que lo hago. Pero ¿me prometéis que si lo hago bien me dejaréis que me encargue también de Alberto?
– Ya sabes que eso es territorio de Esperanza, pero te prometemos hablar con ella.

El día del entierro la alegría mal contenida del jefe contrastaba con la cara compungida de Mariano. Pese a la consternación, quiso ser quien dijera las últimas palabras junto al cadáver.
– “Pobre Josep, hizo lo que pudo”.

GABILONDO: ¡Y ESTE SEÑOR FUÉ PRESIDENTE DEL GOBIERNO!

VISTO EN LA RED

 21/07/2007

Recuperamos su crítica a Aznar por frivolizar sobre los peligros de conducir bebido

Iñaki Gabilondo: “¡Y este señor fue presidente del Gobierno!”

ELPLURAL.COM

A principios de mayo veíamos con estupor como el ex presidente del Gobierno José María Aznar echaba por tierra el trabajo de la DGT para evitar que la gente conduzca después de haber bebido. Entre risas, el presidente de honor del PP apuntaba: “Las copas de vino que yo tengo o no tengo que beber déjame que las beba tranquilamente; no pongo en riesgo a nadie ni hago daño a los demás”. La respuesta del prestigioso periodista Iñaki Gabilondo fue tan contundente que aún hoy, dos meses después, sigue circulando por la red. Tal vez porque el tema de los accidentes relacionados con el alcohol está ahora, en plenas vacaciones, más vigente que nunca.

“¡Y este señor fue presidente de Gobierno!”, comenta con estupor Iñaki Gabilondo tras escuchar a Aznar frivolizar sobre la peligrosa mezcla de alcohol y conducción.

“Liberalismo y falta de civismo”
“Por favor, no le hagan caso y no confundan como él liberalismo con falta de civismo. Hagan caso más bien a la DGT, a su propia experiencia y a su propia cabeza y no se fíen de los que como este señor fanfarronean acodados en la barra de los bares. Aunque le aplaudan, como han visto que aplauden a este señor”, advierte.

“Fanfarrones” y “doctrina oficial”
En el vídeo, que circula por la red de correo en correo, Gabilondo lamenta que “ahora aumentará el número de fanfarrones porque este señor es un líder al que millones de españoles consideran modelo y referencia”. “Incluso podría convertirse en doctrina oficial del principal partido de la oposición, porque este señor es su presidente de honor e ideólogo en jefe”, ironiza el presentador.

“Si este señor es así…”
Además lamenta que para quienes tengan hijos jóvenes será a partir de ahora más difícil “convencerles de que si beben no conduzcan, porque le responderán que si este señor, con lo importante que es, es así, pues por qué ellos no”.

“…y hoy es viernes…”
“Pero, por favor, no hagan caso a este señor, porque tenemos un problema gravísimo con el alcohol y los accidentes… y hoy es viernes”, reitera el periodista.

LOS CÁMBIOS DEL PP EN CATALUNYA APUNTAN QUE LA FACTURA ELETORAL A PAGAR POR EL PP EN MARZO SERÁ MAS ALTA QUE EN 2004.

enric_sopena3.jpg

21/07/2007

La víctima no ha sido Piqué, ha sido Rajoy

La factura a pagar por el PP en marzo será más alta que la del 14-M

El retorno de José Bono a la política activa confirma, a ojos de la ciudadanía, que el flanco del PSOE más moderado o centrista –de acuerdo con el lenguaje convencional político- sigue presente en el conjunto del proyecto de José Luís Rodríguez Zapatero. En cambio, dentro del PP se viene produciendo el mismo fenómeno, aunque circula en dirección exactamente contraria. El caso más reciente es el de Piqué.

Los centristas genoveses corren graves riegos. A Piqué le disparó Acebes por la espalda, mientras Rajoy seguía por televisión el Tour, que es lo que le gusta. La gaviota pepera está acostumbrada a zamparse centristas como si fueran peces cándidos e incautos. Los guardianes de la ortodoxia tradicional no consienten la más mínima tibieza o disidencia. Los herejes sobran. No ocurre en el PP aquello que, con alguna sorna, repetía Alfonso Guerra respecto al PSOE de que “quien se mueve no sale en la foto”. Aquel que siendo del PP se mueve no es que no salga en la foto, es que acaba teniendo que salir casi por piernas de Génova 13.

Acertado diagnóstico
“El radicalismo se ha apoderado del PP”, ha declarado Bono. “El Partido Popular quiere acebes y zaplanas por todas partes”, añade. Acertado diagnóstico. El PP sólo dio muestras –más aparentes que reales, pero muestras al fin y al cabo- de moderación cuando vio de cerca las orejas al lobo. Es decir, hace once años, cuando los resultados electorales de marzo de 1996 situaron a Aznar entre la espada y la pared. O pactaba con CiU o no podría gobernar España. El Pacto del Majestic supuso que el PP renunciara o amortiguara su tendencia a la crispación. La templanza conservadora duró una legislatura.

La mayoría absoluta
La mayoría absoluta alcanzada en marzo de 2000 acabó convirtiéndose en un ejercicio de autoritarismo in crescendo de Aznar. Sólo así se entienden episodios como el del Prestige, la boda imperial de Ana y Alejandro y, sobre todo, el empecinamiento bélico de Aznar, transformado en lugarteniente de George W. Bush. La traca final fue su soberbia infinita, que le llevó –con la ayuda de su fiel mayordomo Ángel Acebes- a creer que la realidad era posible cambiarla según sus caprichos y sus intereses. Había sido ETA la autora del 11-M y punto. Consecuencia: perdieron las elecciones. Las ganó el PSOE con holgura. Las encuestas de última hora apuntaban hacia un empate técnico o una victoria mínima del PP. Rajoy pagó muy caro las mentiras de Acebes.

Derrota más severa
La factura que tendrá que pagar Rajoy el próximo marzo será todavía más alta. La huida hacia delante de la derecha está llegando inexorablemente a la meta. Esta vez la derrota en las urnas puede ser incluso más severa. Sería, por otra parte, lo mejor que le podría pasar al PP. Los cambios en el interior del partido serían obligados y de envergadura. El ciclo de Aznar/Rajoy terminó el 14-M. Todos los esfuerzos para prorrogarlo han sido desmesurados, ímprobos y, a la postre, ridículos. Ningún humano puede detener el tiempo. Y el tiempo del radicalismo neocon ha terminado. La víctima del golpe de mano contra Piqué no ha sido Piqué. Ha sido Rajoy. Que nadie se engañe.

E.S.