EL 60% DE LA POBLACION SERÁ GOBERNADA POR ALCADES Y ALCALDESAS SOCIALISTAS.

POLÍTICA

 17/06/2007

El 60% de la población será gobernada por alcaldes socialistas

Remontada del PSOE respecto a las municipales de 2003

ELPLURAL.COM

La constitución ayer de las nuevas corporaciones municipales elegidas el pasado 27 de mayo arroja un panorama favorable al Partido Socialista. A pesar de que el PP le supera en el cómputo global de votos, el PSOE pasa a gobernar en once nuevas capitales de provincia y en dos capitales de Comunidades Autónomas. El avance territorial de los socialistas se confirma, a su vez, con el gobierno en otras importantes ciudades españolas. La comparación con los resultados de 2003 refleja claramente este progreso territorial.

El Secretario de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta, reflexionó ayer sobre el positivo balance local y autonómico del PSOE y declaró que el 60% de la población española será gobernada por alcaldes y alcaldesas socialistas. Cuesta resaltó que el PSOE gobernará sobre 600.000 ciudadanos más que hace cuatro años, y resumió que el socialista es el partido “con mayor presencia en las ciudades de más de 50.000 habitantes en España”, el partido “con más alcaldes y alcaldesas en capitales de provincia, y capitales de CCAA en nuestro país”.

Vence en ciudades grandes
En rueda de prensa, Cuesta detalló que de las 138 ciudades que tienen más de 50.000 habitantes en España y, a la vista de los datos de esta mañana, han sido elegidos 69 alcaldes y alcaldesas del PSOE, mientras el PP ha obtenido 53 alcaldías.

11 capitales de provincia
Respecto a las capitales de provincia y capitales autonómicas, Cuesta explicó que los ayuntamientos pasarían a tener en total a 25 alcaldes y alcaldesas socialistas en capitales de provincia y de CCAA -dos alcaldes en capitales de CCAA, Mérida y Santiago de Compostela-, frente a 22 de capitales de provincia y 2 en ciudades autonómicas del PP, en total 24. “Supone que pasamos a tener 11 alcaldes y alcaldesas entre las capitales de provincia y de CCAA más que en el año 2003”, afirmó Cuesta, que “hemos pasado de tener 14 alcaldías a 25”, mientras “el PP ha descendido pasando de 33 alcaldías a 24, es decir, ha retrocedido en 9 alcaldías”.


Gran avance local
El dirigente socialista enumeró nuevas alcaldías socialistas como las Palmas de Gran Canaria, Orense, León, Soria, Logroño, Tarragona, Jaén, Vitoria, Toledo, Cáceres, Palma de Mallorca o Mérida como capital de Extremadura. También quiso resaltar el gran avance por parte de los socialistas en otras ciudades importantes como Vigo, Ferrol, Sanlúcar de Barrameda, Arrecife o Benalmádena.

Más de 250.000 habitantes
Por otro lado, Cuesta quiso señalar que de las 17 ciudades de más de 250.000 habitantes que hay en España “pasamos a gobernar en nueve -Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Las Palmas de Gran Canaria, Vigo, Gijón, Hospitalet de Llobregat, A Coruña y Palma de Mallorca-, frente a seis del PP -Madrid Valencia, Málaga, Murcia, Valladolid, y Alicante-“ (en las otras dos capitales gobernaría el PNV en Bilbao, e IU en Córdoba).


Normalidad democrática y “brotes”
El responsable socialista de Política Municipal y Libertades Públicas se felicitó por la normalidad democrática con la que transcurrió la jornada de constitución de las corporaciones municipales, salvo “algunos brotes aislados y actitudes intolerantes en el País Vasco y en algunos lugares de Navarra”, que condenó con contundencia por ser “intolerable la existencia de minorías intransigentes”, satisfecho de que “los violentos no han conseguido sus objetivos”.

Anuncios

EL PSOE AVANZA EN LAS ELECCIONES MUNICIPALES Y SUPERA AL PP. DATOS PARA LA ESPERANZA.

enric_sopena5.jpg

17/06/2007

El vencedor del 27-M fue el PSOE

Año 2003, capitales de provincia y de autonomías: PP, 33; PSOE, 16

Los resultados finales de las elecciones municipales del pasado 27-M son elocuentes. El triunfador –en términos de poder local- no ha sido el PP, sino el PSOE. Los socialistas han dado el vuelco al marcador respecto a las urnas de 2003.

Hace cuatro años los populares lograron controlar 33 capitales de provincia, capitales de Comunidades Autónomas y ciudades autónomas (Ceuta y Melilla). El PSOE tuvo que contentarse con 16. En la actualidad, los socialistas gobiernan en 25 de estas capitales, mientras que la derecha se ha de conformar con 24.

Datos apabullantes
¿Qué partido, por consiguiente, ha subido y cuál ha bajado sensiblemente? Los datos son apabullantes. Los conservadores descienden, mientras que los progresistas ascienden. Así es la realidad, aunque en Génova 13 y sus altavoces mediáticos se obstinen en negar una vez más la evidencia, aferrándose, por ejemplo, a los triunfos -indiscutibles por otra parte- en Madrid, Valencia o Murcia.

Pactos posteriores
Algunos dirán que los socialistas han obtenido esta mejora en buena parte gracias a pactos posteriores con diversos partidos. ¡Qué más hubiera querido el PP que poderlo hacer, aunque teóricamente abomine de tales acuerdos! Es más, la derecha –tan apegada a la hipocresía o al cinismo- ha practicado de nuevo aquello que verbalmente rechaza. Así, ha retenido in extremis Zamora. Y así ha mantenido o conquistado otras ciudades o pueblos.

Guiños
El drama del PP –ante los comicios generales del próximo marzo- es su dificultad para tejer complicidades con otras fuerzas políticas. En estas últimas semanas han empezado a aflorar guiños -por parte de Rajoy y Esperanza Aguirre, entre otros dirigentes- hacia CiU y hasta el PNV.

El momento de la verdad
Se acerca el momento de la verdad y los fustigadores hasta la náusea, por un lado, y el Tribunal Constitucional, por el otro, del Estatut de Cataluña hacen arrumacos a Duran Lleida y Mas. Mientras, los castigadores dialécticos del PNV –partido al que abundantes predicadores genoveses comparan a menudo con ETA/Batasuna- tratan de seducir a los nacionalistas vascos. Ahora son moderados; hasta hace poco eran lobos con piel de oveja.

El peaje
Ignoran o fingen ignorar en el PP que su prepotencia y su afán de monopolizar casi todo sí pagan peaje. Con frecuencia, un alto peaje. ¿Por qué María Antonia Munar, líder de Unió Mallorquina parece estar a un paso de aliarse con los socialistas y otros partidos progresistas con el fin de apartar a la derecha del Gobierno balear?

Una sobresale
Hay razones variadas, sin duda. Pero una sobresale. En Unió Mallorquina están –líderes y bases- hasta el gorro de cómo han intentado absorber a este partido, al que han maltratado y vilipendiado desde sus cañones periodísticos. Y, si no, que pregunten a Munar por El Mundo en su edición balear.

Acoso y derribo
El acoso buscando el derribo de UM no es un episodio aislado protagonizado por el PP. Algo similar ha ocurrido en Logroño con el Partido Riojano. Colofón: los dos ediles de PR han facilitado el acceso a la Alcaldía de Tomás Santos, el nuevo alcalde de Logroño, por cierto, un candidato magnífico que ha conseguido su objetivo al segundo intento.

Cada uno por su lado
Desde el 27-M y la ruptura del alto el fuego, están encantados en el PP de haberse conocido. Siguen pensando que con Madrid y alguna ayudita de ETA arrasan. Olvidan que quien ríe el último, ríe dos veces. O que hasta el final nadie es dichoso. El final de Rajoy, en todo caso, es perfectamente previsible. Al menos, tales son los deseos de Gallardón y de Aguirre. Cada uno por su lado, obviamente.

E.S.

STOP A LAS BOLSAS DE PLASTICO

El impacto medioambiental de las bolsas de plástico es enorme. Además de las grandes cantidades de energía necesarias para su fabricación, están compuestas de sustancias derivadas del petróleo, que pueden tardar en degradarse más de medio siglo. Asimismo, las bolsas serigrafiadas pueden contener residuos metálicos tóxicos.La gran mayoría acaba siendo desechada sin control, contaminando tanto las ciudades como los ecosistemas naturales. En el mar su impacto puede ser letal para animales como tortugas, ballenas o delfines, que mueren tras ingerirlas.

Cada español consume de media al año 238 bolsas de plástico – más de 97.000 toneladas – de las que apenas se recicla el 10%

Estados Unidos y la Unión Europea consumen el 80% de la producción mundial, aunque su generalización en los países en vías de desarrollo está agravando el problema. En España, cada ciudadano consume de media al año 238 bolsas de plástico: más de 97.000 toneladas, según Cicloplast, que agrupa a fabricantes y distribuidores de bolsas, de las que apenas se recicla el 10%.Por ello, algunos países están planteando diversas medidas para reducir su uso. Una posible solución es sustituir el material de estas bolsas por otros totalmente biodegradables. En España, el Ministerio de Medio Ambiente pretende para 2015 que el 70% de las bolsas posean dicha propiedad. En Francia, una Ley de 2005 sobre Política Agraria dispone que en 2010 todas las bolsas de plástico debieran ser biodegradables. Asimismo, las campañas de sensibilización en este país han conseguido que se reduzca en un 20 % la utilización de las bolsas convencionales.

Por su parte, Italia ha aprobado una ley que prohíbe las bolsas de plástico no biodegradables a partir de 2010, aunque la Comisión Europea ha argumentado que esta prohibición contraviene la Directiva sobre Envases y Residuos de Envases.

En cualquier caso, la producción de estas bolsas de bioplástico comienza a estar en auge. En España, la filial del grupo Sphere, primer productor europeo y cuarto mundial de bolsas de plástico, ha producido ya 80 toneladas de este plástico ecológico, para lo que utiliza fécula de patata. Esta empresa, con sede en Utebo (Zaragoza), lleva medio año utilizando este sistema, desarrollado por dos compañías del grupo, la francesa AdventAgri y la alemana Bistec.

En Italia, las empresas Novamont y Coldiretti han llegado a un acuerdo para implantar un sistema de fabricación de plásticos biodegradables a partir del maíz y del girasol que cubra todo el proceso productivo. Sus responsables asumen que una de estas bolsas cuesta entre 8 y 9 céntimos de euro, frente a los 5 céntimos de la bolsa tradicional. No obstante, destacan que su precio bajará al generalizarse su uso, y recuerdan sus ventajas ecológicas.

En Canadá, la compañía EPI (Environmental Plastic Additives) ha desarrollado un aditivo, denominado TDPA (Totally Degradable Plastic Additives), que permite a los plásticos convencionales volverse biodegradables. En este caso, el coste de fabricación de las bolsas es un 10% mayor. En Francia, la denominada bolsa “Néosac” utiliza una tecnología similar, desarrollada por varios industriales franceses, que ya está siendo distribuida en varios locales y supermercados galos. Su coste es también algo mayor que las clásicas: entre un 25 y un 30% más.

Cobrarlas o prohibirlas

En otros países se plantean medidas más drásticas para frenar su uso. Por ejemplo, en Suecia o Alemania el cobro de las bolsas está generalizado, si bien los consumidores están más concienciados y suelen reutilizarlas o emplean bolsas de tela.

En otros lugares han optado por la vía de los impuestos. En Irlanda ha implantado el “plustax”, que obliga al pago de 15 céntimos de euro por cada bolsa que utilicen los consumidores. En Hong Kong, una tasa medioambiental similar a la irlandesa, obliga a pagar por cada bolsa unos 50 céntimos.

Por su parte, algunas ciudades de Estados Unidos se están planteando prohibir directamente su uso, como en San Francisco, Boston o Berkeley. En Los Ángeles se estudia sustituirlas por otras recicladas y biodegradables. Por su parte, en la localidad inglesa de Devon las han eliminado de los establecimientos comerciales, ofreciendo en su lugar bolsas de papel o de tela.

En definitiva, los consumidores son claves en este proceso, por lo que resulta fundamental adoptar costumbres como reducir en lo posible su uso, reutilizar las bolsas llevándolas plegadas para compras inesperadas, y mejor si son de tela o papel. Asimismo, hay otras formas de transportar las compras, como cajas de cartón, cestas o carros.
Bolsas reutilizables muy ‘fashion’

Algunos diseñadores europeos creen que moda y ecologismo son compatibles. Por ello, han lanzado varias bolsas de mercado reutilizables para estar a la última, con precios que no defraudarán a los más elitistas. Por ejemplo, el modelo “Silky Pop” de Hermes, fabricado en piel de becerro, cuesta unos 711 euros; una bolsa de nylon de Consuelo Castiglioni cuesta unos 625 euros, mientras que para comprar una de lona orgánica de Stella McCartney hay que desembolsar unos 367 euros.No obstante, también hay bolsas reutilizables aptas para todos los públicos. La cadena de mercados Trader Joe’s vende una por un euro y medio aproximadamente. Un poco más cara – cuestan unos 11 euros – pero mucho más creativa, es la de la diseñadora británica Anya Hindmarch. Su modelo “I’m Not a Plastic Bag” (“No soy una bolsa de plástico”) se ha popularizado en la web de subastas eBay, donde ha conseguido facturar 10 veces más.