FLASH VIDEO: CÓMO GUARDAR LOS VIDEOS DE Y0UTUBE.

Flash Video: cómo guardar los vídeos de YouTube

FLV es la extensión de un tipo de vídeos que se pueden almacenar y reproducir en cualquier ordenador

Flash Video (FLV) es el formato de moda en una Internet cada vez más audiovisual. Gracias a él, YouTube y sus imitadores, así como cientos de sitios web, han integrado vídeos dentro de la estructura de sus páginas. Aunque este formato se diseñó para que se reproduzca sin que el usuario lo guarde, se puede almacenar de diversas formas y reproducir en diferentes programas, sin que sea preciso conectarse al sitio de Internet en cuestión. Los programas que han surgido para extraer y reproducir estos vídeos han empujado a Adobe, la dueña del formato, a preparar el lanzamiento de su propio programa reproductor, Adobe Media Player.
Benyi Arregocés Carrere
12 de junio de 2007

El éxito de YouTube ha popularizado el formato del Flash Video en cientos de sitios web, de forma que se ha convertido en un estándar de facto para ofrecer contenidos audiovisuales en Internet.

La lista de sitios web que utilizan este formato es interminable y abarca desde los lugares que se dedican a albergar vídeos, como YouTube, Google Video, DailyMotion, o Metacafe, hasta los medios de comunicación, pasando por miles de blogs que aprovechan lo sencillo que resulta insertar un código para que se reproduzca un vídeo enviado desde servicios del estilo de YouTube.

En apariencia, estos vídeos no se pueden conservar en el disco duro, porque ninguna opción permite guardar el contenido, pero realmente el vídeo se encuentra en la memoria caché del ordenador, el lugar en que se almacena todo el vídeo mientras se reproduce.

Encontrar los vídeos no es una tarea fácil, porque a los sitios que los publican no les interesa que el usuario los visualice en su ordenador

Sin embargo, encontrar los vídeos no es una tarea fácil, porque a los sitios que los publican no les interesa que el usuario los visualice en su ordenador, sino en su página web. Pero, gracias al éxito fulgurante del formato, se han diseñado varios programas que facilitan esta labor, con los que se obtiene de forma veloz un fichero con la extensión ‘.FLV’.

Extractores de FLV

Para el navegador Firefox, se han creado diversos complementos gratuitos que permiten extraer los FLV y guardarlos en el disco duro. Los complementos se instalan de la manera habitual en este navegador, simplemente pinchando en el enlace de descarga y después autorizando al sitio web a instalar el programa.

Para el navegador Firefox se han creado diversos complementos gratuitos que permiten extraer los FLV y guardarlos en el disco duro

Una vez reiniciado el navegador, el complemento avisa cada vez que en una página detecta un vídeo, y ofrece la posibilidad de descargarlo. Si se continúa con el proceso, el complemento pide que se introduzca un nombre al fichero y en este paso se debe prestar atención a añadir la extensión “.flv” después del nombre elegido, para que luego los reproductores lo puedan reconocer.

Entre los complementos que se pueden añadir a Firefox, lo que facilita que se pueda extraer los FLV tanto en Windows, como en Macintosh o Linux, se encuentran estos cuatro:

  • DownloadHelper: Es uno de los complementos más utilizados y el que ya ofrece su versión para las pruebas del Firefox 3. Permite a Firefox capturar todos los vídeos de la página en FLV y además otros formatos audiovisuales como MP3, MPEG, MOV, y otros.
  • VideoDownloader: Complemento realizado por el español Javi Moya, que se parece a Download Helper. Media Pirate y Fast Video Download son otras dos opciones.
  • Replay Media Catcher: Por otro lado, en aquellos sitios web que envían Flash Video a través de una conexión RTMP, un protocolo propiedad de Adobe para enviar streaming al reproductor de Flash, en lugar de la habitual por HTTP, se puede utilizar Replay Media Catcher, un programa que se instala en Windows y que permite descargar a través de este tipo de conexiones, aunque se trata de una opción de pago (39,95 dólares, unos 29,60 euros), con prueba gratuita de 30 días.
  • FLVGetter: También se pueden extraer los vídeos desde Internet Explorer de forma rápida, si se utilizan programas como FLVGetter, que se maneja con los menús del botón derecho cuando se hace clic en las miniaturas de cada vídeo, o desde aplicaciones web como o KeepVid, que envían el archivo con extensión FLV al usuario, si se introduce la dirección del vídeo que se quiere descargar.

Lectores de FLV

Con el mismo ritmo con que se populariza el Flash Video, han surgido diferentes reproductores que permiten disfrutar del contenido sin conexión a Internet, porque la mayor parte de los reproductores multimedia no sirve para este cometido.

Han aparecido programas que se dedican a reproducir exclusivamente el formato FLV, como Bitcomet Player

La excepción la constituye uno de los más emblemáticos de la comunidad de código libre, el VLC Media Player, un programa con versiones para la mayor parte de los sistemas operativos, que permite reproducir FLV, además de una gran cantidad de formatos distintos.

Por otro lado, han aparecido programas que se dedican a reproducir exclusivamente el formato FLV, como Bitcomet Player, gratuito, con versión para Windows y diseñado por la misma compañía que realiza uno de los mejores clientes de la Red BitTorrent; FLV Player de Applian, también gratuito y sólo para el sistema operativo Windows; Wimpy (gratuito, para PC y Mac), el FLV Player de Martijn Devisser.

Anuncios

EMPEZO CON UN RUMOR EN LA RED, SE CONFIRMÓ EN LOS CIRCULOS EMPRESARIALES Y SE EMPIEZAN A NOTAR LAS CONSECUENCIAS DEL “BLUFF” INMOBILIARIO CON LOS PIES DE BARRO.

llanera.jpg

Llanera despide a 40 trabajadores afectados por el Plan Estratégico.
Empreses, Xátiva, La Costera

El grupo Llanera, dedicado a la promoción y construcción de inmuebles, indicó hoy a EFE que el despido de ‘unos 40 trabajadores’ obedece a una ‘reestructuración’ que forma parte del Plan Estratégico de la empresa.

Explicó que los despidos se han producido en dos tandas, una de 25 y otra de 15 dentro del área inmobiliaria, pero añadió que a la vez se han realizado otros contratos en otras áreas.

Un portavoz de Llanera aseguró que, por lo tanto, ‘no se ha producido una reducción de plantilla como tal’ y especificó que los nuevas contratos han sido para las áreas de construcción y del equipo directivo.

Las mismas fuentes se remitieron a que en breve se presentará el Plan Estratégico del Grupo Llanera, que obtuvo en 2006 un beneficio neto de 40,3 millones de euros, un 158% por ciento más que el ejercicio anterior.

Por áreas de negocio, el 32% de los ingresos de 2006 de la promotora correspondió a construcción, que incluye obra civil, edificación y concesiones, mientras que el 68% restante procedió de la actividad inmobiliaria. (visto en La Costera Digital)

Publicat per Redacció periòdic, el Dijous, 14 de Juny 2007

Font: http://actualidad.terra.es/nacional/articulo/llanera_plan_estrategico_1644559.htm

LA BURBUJA INMOBILIARIA EN ESPAÑA: TOCA BAJADA.

representacion_manhattan_valenciano.jpg

CRONOLOGÍA DE LA BURBUJA ESPAÑOLA: AHORA TOCA LA BAJADA

El Confidencial – 18 de mayo de 2007

 

comenta e

 
“Hasta ahora hemos vivido la subida de la burbuja inmobiliaria española. A partir de aquí toca la bajada”, afirma Ricardo Vergés, arquitecto y economista del equilibrio. Según sus cálculos, nuestro país ha vivido no ya una burbuja, sino un antimercado (caso extremo de burbuja donde precios y cantidades de vivienda nueva están en relación directa y no inversa, como indica la ley de la oferta y la demanda) cuyas consecuencias son dramáticas para los diez millones de familias o más hipotecadas entre 1997 y tal vez 2012, que habrán de devolver la friolera de 3,25 billones de euros, de los cuales las entidades apenas han recuperado hoy un cuarto de billón, intereses incluidos.Vergés lleva años señalando la existencia de una burbuja que ha plasmado gráficamente con datos oficiales, comparándola con la de Francia y EEUU y elaborando una cronología incluida en el informe que presentará el próximo mes de junio en la Universidad de París.

Y bien. “¿Cómo es que hemos llegado tan lejos?”, se pregunta Vergés. Para él, todo empezó en 1997, después de que en Europa se decidiera que un euro equivalía a 166,38 pesetas. “Esto supone un regalo para España”, asegura, “porque propició el retorno de capitales evadidos. De inmediato, el flujo de pasivo se tradujo en un activo de inversión residencial, sobre todo en Madrid y en la costa. Pero el dinero era fuerte y los compradores vigilantes, de forma que los precios se mantuvieron y el ciclo de Maastricht tocó techo en 2001”.

En 2000-2001, pasamos de construir 250.000 viviendas a 550.000 sin apenas subir precios. “Entretanto, bancos y cajas, inmobiliarios y políticos vieron que había una demanda formidable sin que nadie se lo esperara (también de inversión extranjera) e hicieron acopio de suelo”. En el año 2001 hubo un bajón y se construyeron solamente 500.000 unidades. Es decir, ya estábamos de vuelta del ciclo de Maastricht.

Sin embargo, con la entrada en vigor del euro, el 1 de enero de 2002, comenzó a funcionar lo que podríamos llamar la campaña de ‘los precios nunca bajan’ y de ‘no hay burbuja’. “Dicha campaña fue apoyada por estudios econométricos ineficientes -hoy en día desbordados-, por planeamientos urbanísticos delirantes y por estimaciones del patrimonio cuya metodología haría ruborizarse a cualquier especialista del Income and Wealth”, explica este experto.

“Todavía hoy, estos agentes se muestran ansiosos por proceder a las recalificaciones de suelo y recuperar las plusvalías derivadas de todo lo edificable. Mientras tanto, el actual Gobierno no ha desdeñado proseguir este trajín en el interior del país, cuando ya el litoral y la capital dan muestras evidentes de saturación”, añade. A partir de ahí, el ‘ciclo de la Meseta’ se ha acelerado, porque cada pueblo quería su burbuja. Por ejemplo, La Rioja ha pasado de 10 viviendas por 1000 habitantes en 1997 a 16 en 2002 y a 32 en 2006, tanto si se cuentan los proyectos de Arquitectos como si son direcciones de obra de Aparejadores (Fomento). Francia y Estados Unidos no superan las 9. “Ésta es la verdadera causa del endeudamiento actual y futuro de las familias, ya que la deuda hipotecaria computada por el Banco de España, se inicia con el crédito al promotor”, añade.

“Ahora, el actual boom iniciado en 2002 ha tocado techo y desde mediados de 2006, está bajando a gran velocidad”, asegura Vergés, que continúa preguntándose lo mismo que en Europa ¿de dónde ha salido tanto dinero? Ésta es la gran cuestión que encierra la clave para entender el por qué de esta bajada y también el por qué de la larga despreocupación de la demanda. El resultado de esta exuberancia irracional, que nadie ha querido o sabido evitar, es que las familias tendrán que devolver una deuda hipotecaria desorbitada.

La esclavitud de la deuda

Respecto al famoso ‘efecto riqueza’ inmobiliario que sucesivos ministros de Economía españoles han predicado en estos últimos años, Vergés tiene su propia opinión: “Es un error pretender que somos un país de ricos propietarios, ya que debemos cerca de lo equivalente a lo pagado por las nuevas viviendas producidas desde 1996, si se toman las estimaciones de las Cuentas Nacionales en base 2000”.

El economista prevé que el precio de las viviendas volverá a sus cauces, lo que conlleva un ‘efecto pobreza’ para quienes compraron pisos sobrevalorados. Eso sin contar con el riesgo enunciado en el principio de Merton: “Cuando el valor de un activo es inferior a la deuda, el deudor prefiere devolver el activo antes que la deuda”. Por supuesto, tratándose de euros, debemos negociar garantía con el Banco Central Europeo. “Pero en España no ocurre como en el Reino Unido, donde si no puedes pagar la hipoteca devuelves las llaves”, advierte Ricardo Vergés.

“A partir de ahora, tenemos treinta años por delante para devolver esto, que no se podrá pagar en una generación. En suma, deberá hallarse un equilibrio entre la salvaguarda del poder adquisitivo del euro y la solvencia de las familias”, prevé.

Olivier Blanchard, otro economista, en este caso profesor de un instituto tan prestigioso como el tecnológico de Massachussets (MIT), predijo en The Economist a principios de este año que “España sería la próxima víctima de lo que él llama las depresiones que rotan bajo el euro”. Las consecuencias del pinchazo, según él, serán “salarios negativos y mucho paro”.

enlace a la noticia

índice del boletín

comenta esta noticia

 
NOTA: Si crees interesante esta noticia, colabora con su difusión copiando este link y pegándolo en otros foros y blogs: 
http://www.viviendadigna.org/?ver_noticia.php?id=4957
 

OPINIÓN: “URGE RECOMPONER LA IZQUIERDA”

DEMOCRACIA Y PARTICIPACIÓN

“URGE RECOMPONER LA IZQUIERDA”
Diego Jiménez

http://desdemicornijal.blogspot.com/, (30-5-07)

Uno de los éxitos de la globalización, además de exportar sus ‘recetas’ neoliberales en el ámbito económico por todo el planeta, ha sido el de homogeneizar las pautas culturales. Y las tendencias políticas. Europa asiste en estos momentos al lento, pero inexorable, avance de una marea neoconservadora, procedente de EE UU, que amenaza con sepultar y ahogar los anhelos de cambio social que han sido patrimonio, hasta ahora, de una izquierda que aparentemente agoniza. Se veía venir. En mi anterior artículo ‘El voto del miedo’ ya hacía notar cómo en Francia, cuna de las revoluciones liberales que alumbraron nuevas sociedades en Europa, las clases medias y populares se dejaron deslumbrar por el discurso neoconservador de Sarkozy. Si eso ha ocurrido en ese país transpirenaico, hasta ahora celoso defensor de las conquistas sociales y con una izquierda notablemente organizada y pujante, ¿por qué no iba a ocurrir un fenómeno similar en España? A mayor abundamiento, en las recientes elecciones municipales italianas, el voto de izquierdas se ha refugiado en el Sur, abandonando su tradicional feudo del Norte, la Lombardía y el Piamonte, ahora en manos de Berlusconi.

Mal que nos pese, el éxito de la derecha en Europa ha consistido en que el discurso legitimador de su política, basada en la hipertrofia del sector público y en una minusvaloración del Estado como garante de las prestaciones sociales y, por consiguiente, en el culto a las bondades del ‘mercado’ como único elemento capaz de hacer funcionar la economía, ha calado en las gentes. Una suerte de maridaje entre estas consignas de la derecha y las clases medias y asalariadas ha hecho el resto.

En España, las privatizaciones de servicios públicos esenciales, las disparidades salariales, la inseguridad laboral y la sombra del despido, la interesada propaganda de la derecha sobre la supuesta amenaza de la inmigración, el difícil acceso a la vivienda, el fenómeno de la inseguridad ciudadana, el terrorismo, los casos de corrupción urbanística… lejos de crear una corriente crítica ciudadana de rebeldía han producido una especie de atomización y de desafiliación en el cuerpo social y el triunfo de un individualismo que nos han conducido a un contexto regresivo de difícil salida. La cultura de la derecha ha sido asimilada ampliamente por la ciudadanía. Y en ese contexto, la izquierda social y política lo tenemos difícil. Lejos quedaron los tiempos en que la identificación entre barrios obreros y voto de izquierdas era un elemento habitual. Si hacemos un mínimo análisis de lo ocurrido en España en estos últimos comicios locales y autonómicos, lo excepcional ha pasado a ser lo normal. El caso de Madrid es paradigmático. La capital del Estado, con un notable cinturón de barrios obreros, ha dado alas al PP. La hecatombe de la izquierda es un hecho aireado, por sintomático.

En nuestra Región, también el voto de izquierdas ha huido de los barrios obreros más tradicionales y, por el contrario, zonas con un notable asentamiento de familias jóvenes, barrios habitados por gentes con profesiones liberales y con un nivel de formación medio-alto han apoyado más visiblemente las propuestas de izquierda. ¿Qué está ocurriendo? Para empezar, reconozcámosle también a la derecha regional su habilidad para lograr eso que denominamos la ‘vertebración’ de la sociedad civil. Al menos, de una parte de la misma. La derecha política, tejiendo una especie de red clientelar en amplios sectores sociales, ha sido capaz de rentabilizar y de capitalizar una notable porción del tejido asociativo regional. En manos de la derecha están las Cofradías de Semana Santa, una buena parte de las peñas huertanas, las agrupaciones sardineras, algunas asociaciones de vecinos y de padres y madres, la patrimonialización de la cultura y de los festejos populares más significativos… El lema ‘Agua para todos’ ha funcionado, además, como elemento aglutinador, creando una suerte de identidad regional antes ausente.

En lo que toca al tema de la corrupción urbanística, bandera de denuncia de las formaciones de izquierda en estos pasados comicios locales y autonómicos, es claro que la percepción del fenómeno por las direcciones de los partidos de izquierda y por las plataformas ciudadanas de denuncia no se ha correspondido con la de la ciudadanía. En torno a lo que hemos venido denominado convencionalmente la ‘economía del ladrillo’ y del pelotazo urbanístico se agrupa toda una miríada de sectores profesionales (constructores, fontaneros, electricistas, escayolistas, pintores, comisionistas, intermediarios…) que, con una visión a corto plazo, es cierto, ven en la construcción un medio de vida que no le garantizan otros sectores. Que un ciudadano cualquiera pueda, provisto de un vehículo y un móvil, constituirse en jornada de tarde en intermediario u ojeador de solares para ofrecérselos a cualquier constructor, y que por esa operación reciba una comisión de un dos o un tres por ciento, es un hecho habitual. El languidecimiento de la agricultura tradicional hace al pequeño agricultor víctima de la oferta de cualquier promotor inmobiliario. La construcción, un sector que nos condena al ‘pan para hoy’ y el hambre para mañana, es cierto sin embargo que mueve en la Región muchos capitales. Nunca, como hoy, eran visibles en nuestras calles tantas oficinas inmobiliarias. Nunca, como hoy, tanta gente ha hecho del negocio del ladrillo su medio de vida. Nunca, como hoy, el parque regional de vehículos de gran cilindrada de Murcia ha sido tan numeroso. Y nunca, como hoy, la cultura del enriquecimiento rápido, incluso por la vía del ‘pelotazo urbanístico’, ha gozado de tanta aceptación social.

Frente al cuadro descrito, no sorprende tanto el hecho de que la contestación a tal estado de cosas proceda hoy de una exigua parte del electorado. El voto progresista de izquierda se refugia en aquellos sectores sociales más críticos e ilustrados, incluso en las capas medias. Si a ello sumamos que una buena parte de los jóvenes y las jóvenes de esta Región huyen no sólo de la adscripción a los partidos políticos sino también de su presencia masiva en las urnas tenemos en este último dato una explicación del descenso del voto de la izquierda. La juventud murciana ha encontrado en los movimientos sociales más variopintos un refugio a su aversión a la militancia activa en las formaciones convencionales de izquierda. En este sentido, el vigor juvenil que impulsó las pasadas movilizaciones contra la guerra de Irak y, más recientemente, las protestas contra la corrupción urbanística constituyen el paradigma de que la juventud percibe la contestación al sistema por otras vías.

Urge, pues, recomponer la contestación social de izquierdas con nuevos métodos. Con nuevas estrategias. No basta con que los partidos políticos entonemos hoy el ‘mea culpa’ para, a continuación, seguir anclados en los mismos métodos del pasado. El envite del neoliberalismo, a escala global, es de tan envergadura, lleva a la práctica sus postulados con métodos tan sutiles, que urge reinventar una nueva izquierda, social y política, que sepa estar a la altura de las circunstancias. Teniendo presente la consigna ‘piensa global, actúa local’, es preciso que los movimientos sociales y partidos políticos de izquierdas salgamos de esta especie de autocomplacencia que adorna nuestro quehacer. La endogamia que nos caracteriza nos impide ver que, las más de las veces, nuestro discurso llega sólo a las personas ya convencidas. Un ejemplo. La notable labor de concienciación social de plataformas como ‘Murcia no se Vende’ no ha logrado romper el techo de una presencia militante activa, pero, mal que nos pese, exigua. Y ello se traduce en la también exigua respuesta de la ciudadanía. Llevar 15.000 ó 20.000 personas a las calles de Murcia contra la corrupción urbanística es un esfuerzo encomiable. Pero no olvidemos que muchos de esos miles de personas, que no son ni siquiera el 2% de la población regional, hacen gala de un marcado escepticismo respecto de la validez de los partidos como cauces institucionales de representación, lo que conduce inexorablemente a posturas abstencionistas.

Para concluir, el descenso sociológico de la izquierda lejos de llevarnos a pensar que ha de hacernos modular el discurso de izquierdas ha de combatirse con políticas de izquierda. Es preciso que los movimientos sociales y los partidos políticos nos nutramos no sólo de nuevos contenidos sino de gentes dispuestas a engrosar una nueva masa crítica ciudadana que pueda contrarrestar la marea neoconservadora de la que hablaba arriba. Y, para ello, es urgente la reflexión colectiva. Y la colaboración mutua, desinteresada y respetuosa entre todas las instancias de la izquierda. Porque aunque amplios sectores populares se dejen encandilar por los cantos de sirena de un modelo social y económico que aparentemente creen que les favorece, es una responsabilidad ética de la izquierda seguir faenando para llevar a la conciencia colectiva la idea de que Otro Mundo y Otra Región son posibles.

EL PINCHAZO DE LA BURBUJA INMOBILIARIA NOS COSTARÁ UN PUNTO DEL PIB Y DEJARÁ EN LA CALLE A 50.000 TRABAJADORES.

20070518elpepinac_3.jpg

El fin del ‘boom’ del ladrillo costará un punto del PIB y 50.000 empleos (El País, 4-6-07).
  Fecha:5/6/2007
Enlaces de referencia:

 

Nadie lo discute ya: la era del boom del ladrillo vive sus últimas horas. Pero lo que para unos es el fin del milagro económico español, para otros es una cura necesaria. El escenario más probable es que el ajuste comience a finales de 2007 y se prolongue durante tres o cuatro años, con un coste en crecimiento económico anual de hasta un punto y 50.000 empleos. El Gobierno no muestra inquietud alguna al respecto. Habrá un “aterrizaje suave y hasta deseable”, e incluso se prepara una revisión al alza del crecimiento para este año (3,7-3,8%) y se anticipa entre un 3,3% y un 3,4% en 2008.

Si el presidente del Gobierno tuviera que decidir un adelanto electoral por la situación económica, la respuesta, tajante, sería no. No se detecta inquietud alguna por lo que está sucediendo en el mercado inmobiliario. Incluso hay cierta esperanza en que el sector del ladrillo empiece a aflojar y la economía española baje algunos grados su temperatura.

Es más o menos la sensación entre los analistas, aunque ha habido momentos de cierto pánico. Por ejemplo, cuando la inmobiliaria Astroc se desplomó en Bolsa, hace unas semanas, y arrastró durante una jornada a todo el sector. O cuando la prensa internacional dio por terminado en sus editoriales lo que habían bautizado como “el milagro económico español”.

Ahora los análisis están más sosegados, pero “no cabe duda de que las cosas están cambiando”, dicen en el servicio de estudios de un gran banco. Los precios de la vivienda se desaceleran (ahora sólo crecen al 7%), también el crédito hipotecario (sólo aumenta el 19%) y disminuye en torno al 10% el número de hipotecas que se firman. Y hay señales, como el aumento de la morosidad (desde niveles todavía muy bajos), que dan el aviso.

¿Es grave el problema? Puede serlo si se considera de forma aislada. La construcción de vivienda (véase cuadro) y el consumo familiar han sido los dos grandes motores de la economía española y del empleo en la última década. Si ahora el primero de ellos se apaga, el crecimiento se va a resentir. El impacto puede estimarse en un punto al año de menor crecimiento y unos 50.000 empleos, que se compensarían en parte con la exportación y la inversión en bienes de equipo, como ya empieza a suceder.

“El proceso de maduración del sector inmobiliario es largo, de al menos 18 meses, y el año pasado todavía estábamos en pleno auge”, señala un experto del INE. Estima, por tanto, que la desaceleración se va a notar sobre todo en 2008. Ahí empezaría el ajuste, “que se prolongará durante tres o cuatro años”, señala Ángel Laborda, director del Servicio de Estudios de las Cajas de Ahorros.

El impacto en el crecimiento es un escenario que puede considerarse central y que descarta un ajuste brusco. Está calculado sobre la base de un ritmo de construcción de viviendas de unas 500.000 al año (frente a las más de 800.000 del pasado año). Un ritmo que cubriría las necesidades de nuevos hogares, sin el componente especulativo de los últimos años. Esta reducción, del 35%, se produciría de forma escalonada, en tres años.

David Vegara, secretario de Estado de Economía, no cree que se rebase ese suelo de las 500.000 viviendas por año: “En España hay una demanda sólida y se explica por la inmigración, las segundas residencias de españoles y extranjeros o el aumento de las familias monoparentales”.

No está de acuerdo, sin embargo, en que ese parón en el mercado vaya a detraer una cantidad importante al PIB. “El impacto será limitado”, asegura. Aunque así fuera “no sería un escenario dramático”, añade Laborda. Sólo habría que empezar a preocuparse si se produce una recesión internacional, escenario que nadie prevé en estos momentos.

El límite está en un crecimiento del 2,5%, a partir del cual, en la economía española empieza a aumentar el desempleo. Es un escenario para 2008 al que sólo se acerca, de momento, la OCDE. En sus previsiones de primavera señaló un 2,7% de crecimiento para la economía española el año que viene por el frenazo inmobiliario. Una cifra que el vicepresidente segundo y ministro de Economía, Pedro Solbes, se apresuró a descalificar.
Relevo de las exportaciones

Solbes ya conocía que la economía española había crecido un espectacular 4,1% en el primer trimestre del año. Después de ese dato, publicado hace algo más de una semana, los ánimos se han tranquilizado un poco. Todos los analistas, incluido el Gobierno, coinciden en la tesis del aterrizaje suave y en que vamos a asistir, como ya se apunta, a un relevo ordenado de la construcción por las exportaciones y la inversión en bienes de equipo.

“Es lo mejor que nos puede pasar”, dicen fuentes del Gobierno, “que los precios bajen, que ganemos competitividad y exportemos más”. Si esto supone un crecimiento algo más bajo, es lo más normal que puede suceder. “No es lógico que una economía como la española, la octava del mundo, crezca a más del 4%”, dice Vegara.

Las previsiones del Gobierno se revisarán al alza para este año, como han hecho la mayoría de los analistas tras el dato del primer trimestre. La estimación ahora (el dato se conocerá a finales de julio) es que la economía puede crecer un 3,7% o un 3,8% en 2007, frente al 3,4% inicialmente estimado. Para 2008, la previsión del Gobierno se situará entre el 3,3% y el 3,4%.
Un colchón demográfico y de obra pública

Los años de precios disparados y actividad al rojo vivo suelen tener un final vertiginoso. El último informe del Servicio de Estudios del BBVA compara con situaciones análogas y la conclusión es siempre la misma. Cuando después de años de escaladas de precio la demanda se para, el mercado se derrumba: a mediados de los setenta, los precios pasaron de subir más de un 20% anual en España a bajar un 10% en año y medio. Una caída similar se apreció al final del anterior boom inmobiliario, en 1992. Es un fenómeno que se ha repetido ahora en otros mercados, como los de EE UU, Reino Unido o Australia.

Pero el fin del boom en España es mucho más suave. En términos reales (descontada la inflación), la mayor subida anual de precios se registró a finales de 2004. Desde entonces, el mercado enfiló una suave pendiente de descenso, que aún le mantiene en incrementos moderados (por debajo del 10%), dos años y medio después. Y la actividad sólo ha empezado a resentirse ahora, tras marcar en 2006 un máximo de viviendas iniciadas (más de 800.000). “La clave que distingue a España en estos momentos es el factor demográfico”, sostiene el catedrático Josep Oliver.

Ese componente demográfico explica que en sólo una década, se haya pasado de crear 213.000 nuevos hogares al año a superar los 525.000 en 2006. Según las estimaciones de Caixa Catalunya, ese crecimiento bajará algo de intensidad, pero aún en 2008 se crearían 455.000 nuevos hogares, el doble que 10 años atrás. Esos nuevos hogares garantizan para la demanda de construcción residencial un suelo de 500.000 viviendas iniciadas al año. Muchas serán ocupadas por inmigrantes, que ya constituyen el 50% de los nuevos hogares.

El ritmo de creación de nuevos hogares por personas nacidas en España también se ha intensificado en la última década (de 177.000 a 264.000 nuevos hogares al año). Una tendencia que Caixa Catalunya achaca a varios orígenes: el impacto del babyboom (nacidos entre 1968 y 1978), que ahora empiezan a ser padres, la creación de hogares más reducidos (familias monoparentales y separaciones) y la mayor longevidad.

Pero en el sector de la construcción, no todo es levantar viviendas. Lo que se contabiliza como no residencial aporta casi la mitad de la inversión realizada en la construcción (unos 160.000 millones de euros en 2006).

UN NIÑO ENFERMO VIVE ENCADENADO EN SU CASA DE LA INDIA.

608003_tn.jpg

Un niño enfermo vive encadenado en su casa de la India

RAÚL BUSTAMANTE. 14.06.2007 – 10:02h

Ampliar foto

Shomvu Sharkar, encadenado dentro de su casa. (REUTERS / Rupak De Chowdhuri)

  • Tiene ocho años y una enfermedad mental, y sus padres sufren lepra.
  • La enfermedad de sus padres es curable pero en la India tiene aún gran incidencia.
  • La situación de los niños indios es precaria, envuelta entre trabajos forzosos y explotación sexual.

Shomvu Sharkar tiene ocho años y tiene una enfermedad mental.

Vive encadenado dentro de su casa en la ciudad de Siliguri, al noroeste de la India, en condiciones de pobreza extrema.

Solo 9 países de África, Asia y América Latina abarcan el 75% de los leprosos mundiales

Sus padres sufren lepra que, aunque actualmente es curable y si se trata en las primeras fases, se puede evitar la discapacidad, sigue existiendo en numerosos países del mundo, aunque en zonas muy concretas.

Solo 9 países de África, Asia y América Latina abarcan el 75% de los leprosos mundiales.

La OMS reconoce que es necesario hacer “grandes esfuerzos” para acabar con esta enfermedad en la India, junto a Brasil, Madgascar, Mozambique y Nepal.

Situación difícil

La India vive una situación complicada en la actualidad; afectada por una ola de calor que ha dejado en este país y en Pakistán 212 muertos, dejando tras de sí termómetros marcando hasta 46,3 grados.

Desde el Centro Meteorológico Regional de Nueva Delhi se ha informado que la ola de calor ya ha pasado y ahora solo cabe esperar un importante descenso en la temperatura durante los próximos días.

La no escolarización, una ola de calor, los matrimonios forzosos y la explotación infantil son algunos de los problemas

Además, existe un problema evidente de tráfico infantil, donde la venta de menores a traficantes es habitual, con precios que van de los 9 a los 40 euros.

Estos niños trabajan en la agricultura o en el ámbito doméstico, aunque muchos acaban involucrados en el negocio de la prostitución.

20minutos ya publicó en octubre de 2006 imágenes de Siliguri (la localidad donde vive Sharkar) en las que aparecían niños de hasta tres años picando piedras a orillas del río Balason.

El 20% de los mineros de una cantera de la India son menores.

Explotación infantil

Según el último informe de Save the Children sobre el trabajo infantil, unos 15 millones de niños están trabajando en la India para pagar una deuda de otra persona.

El 30% de los trabajadores de la industria sexual son menores

Además, el 30% de los trabajadores de la industria sexual son menores, un negocio que cuenta con un número de niñas prostitutas que oscila entre las 270.000 y las 400.00.

Tal y como aparece en el mismo informe, en este país asiático el matrimonio forzoso es una práctica común y la falta de escolarización es un problema acuciante.

Este último hecho ha sido uno de los puntos en los que se ha centrado UNICEF, que ha diseñado planes para que los niños que han abandonado la escuela mantengan sus estudios.

Artículos relacionados

LA POLUCION MATA EN ESPAÑA A MAS DE 50.000 PERSONAS AL AÑO.

607958.jpg

La contaminación de las ciudades mata a 5.800 españoles al año

EFE. 14.06.2007 – 08:57h

  • El 14% de las dolencias o muertes son evitables.
  • El índice más bajo, 14 muertes o nuevos enfermos por 1.000 habitantes, lo tiene Islandia.
  • El peor, 316, pertenece a Sierra Leona.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó el pasado miércoles que España, como muchos otros países europeos, podría evitar en torno al 14% de las muertes y nuevos enfermos vinculados a riesgos ambientales con más medidas públicas que combinen sanidad y protección del medio ambiente.

Se trata del primer informe que analiza el impacto medioambiental sobre la salud en todos los países, entre los que se incluyen factores como el mal estado del agua, la polución en los medios urbanos o la existencia de transmisores de enfermedades como la malaria.

El Ministerio de Medioambiente tiene políticas muy innovadoras

Sobre el caso concreto de España, la directora de Salud Pública y Medioambiente de la OMS, Maria Neira, afirmó que “el Ministerio de Medioambiente tiene políticas muy innovadoras y desde allí se ha entendido perfectamente los vínculos que hay entre naturaleza y salud pública”.

Neira señaló también que “España se ha posicionado muy fuerte en ambiente y cambio climático”, al tiempo que indicó que ahora “lo que la gente tiene que ver es que cuando en el sector público se invierte en un autobús, se está invirtiendo en salud pública”.

“La sociedad tiene que darse cuenta de que con mejores políticas de transportes públicos, se logran mejores condiciones atmosféricas y que con esa mejora, también se consigue, por ejemplo, que disminuya el asma entre los niños”, precisó Neira.

Estrategia de la ONU

La responsable de Salud Pública de la OMS adelantó que la agencia de la ONU “prepara una estrategia global para la protección de la salud pública frente al cambio climático. Ahora que se habla tanto de cambio climático hay que empezar a mejorar el ámbito sanitario”.

El documento de la agencia sanitaria de la ONU indica también que el uso de energías limpias como el gas o la electricidad, mejores aparatos de cocina, mejorar la ventilación o modificar comportamientos, como alejar a los niños de los humos, pueden tener un impacto sobre las infecciones respiratorias y otras enfermedades infantiles.

El factor más letal entre los españoles es la contaminación de las ciudades

La subdirectora de Desarrollo Sostenible y Entornos Saludables de la OMS, Suzanne Weber-Mosdorf, indicó en conferencia de prensa que este informe , presentado en Ginebra, representa “un primer paso para que se desarrollen intervenciones efectivas a nivel nacional para reducir las muertes que son evitables”.

El factor más letal entre los españoles es la contaminación de las ciudades, que causa directa o indirectamente 5.800 muertes al año, según la OMS.

No obstante, España se encuentra entre los países con menor índice de impacto en la salud de factores medioambientales de riesgo, ya que solo a 17 de cada 1.000 personas al año se les diagnostican enfermedades o fallecen a causa de problemas relacionados con el entorno en el que viven.

A nivel mundial, el índice más bajo, de 14 muertes o nuevos enfermos por 1.000 habitantes, lo tiene Islandia, mientras que el peor, 316, pertenece a Sierra Leona.

Las enfermedades cardiovasculares es la dolencia con mayor impacto en España, ya provocan 2,5 nuevos casos o fallecimientos por cada mil habitantes al año, seguido del cáncer (2,5) y de los desordenes neuropsiquiátricos (2,1).

El informe de la OMS también señala que la esperanza de vida de los españoles es de 80 años y que la mortalidad de los niños menores de cinco años es de cinco sobre mil.

A nivel mundial, los países ricos están más afectados por riesgos medioambientales relacionados con la contaminación de las ciudades o los hábitos de vida, que producen problemas cardiovasculares, respiratorios o estrés.

Dolencias evitables

En la Unión Europa (UE), entre el 13% y el 20% de muertes y dolencias se podrían evitar con medidas encaminadas a mejorar los factores medioambientales, según la OMS.

Chipre es el país que tiene una menor carga de enfermos y muertos evitables

Chipre es el país que tiene una menor carga de enfermos y muertos evitables, ya que solo representan el 13%, mientras que en Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Francia, Alemania, Irlanda, Italia Malta, holanda, Polonia, Suecia y Reino Unido el porcentaje es del 14%.

En República Checa, Finlandia y Luxemburgo el indicador de fallecimientos y enfermos evitables es del 15%, mientras que en Bulgaria, Grecia, Hungría y Eslovaquia asciende al 16%.

Les siguen Polonia y Rumanía, (ambas con un 17%), Letonia (18), Lituania y Albania (ambas 19) y Estonia (20).

Artículos relacionados