EL PSC REVALIDA SU HEGEMONÍA EN CATALUNYA.

jordi_garcia_soler1.jpg

28/05/2007

El PP sigue perdiendo votos y se diluye Ciutadans

Nueva gran victoria socialista en Cataluña

Por octava vez consecutiva desde las primeras elecciones municipales celebradas en nuestro país tras la recuperación de la democracia, esto es desde 1979 hasta ahora, el PSC ha vuelto a vencer claramente en Cataluña. En esta ocasión lo ha hecho con mayor rotundidad que nunca, puesto que los resultados de estos comicios dan a los socialistas las alcaldías de las cuatro capitales de provincia catalanas, arrebatando con holgura la de Tarragona a CiU que la había gobernado con el apoyo del PP durante los últimos 18 años, y le confirman asimismo como la fuerza política ganadora en 20 y tal vez incluso en 21 de las 23 ciudades catalanas con más de 50.000 habitantes, mientras que CiU sólo conserva el poder en uno solo de estos municipios, Sant Cugat del Vallès, e ICV-EUiA lo hace también sólo en otro, El Prat de Llobregat.

CiU resiste pero pierde Tarragona
A pesar de la muy importante pérdida de la alcaldía de Tarragona, que puede comportarle también la pérdida del control de la Diputación de de esta provincia, CiU ha resistido mejor de lo que se esperaba en estas elecciones municipales, las primeras celebradas tras su pérdida del control del Gobierno de la Generalitat. Ha tenido incluso un ligero incremento porcentual en el número de sufragios, pero con su poco más del 25% de los votos queda muy lejos del más de 32% alcanzado por el PSC.

A pesar de conservar buena parte de su poder en gran número de municipios pequeños y medianos, y de ser, por tanto, la fuerza política catalana con mayor número de alcaldes y concejales –en total, 3.687-, a CiU le aguarda ahora una decisiva etapa de reconsideración y reflexión. Sin el poder del Gobierno de la Generalitat, con un tripartito de izquierdas muy reforzado con estos resultados y apenas sin presencia en las grandes ciudades de Cataluña, la federación nacionalista entra ahora en un periodo de previsibles cambios internos, con la esperanza fijada en los comicios generales del año próximo.

ERC, la tercera fuerza
Con un leve retroceso porcentual de los votos –tiene ahora el 11,68% frente al 12,7% de cuatro años atrás-, ERC se confirma como la tercera fuerza municipal en Cataluña, aunque muy lejos aún tanto del PSC como de CiU. Con 1.279 concejales y un previsible e importante papel arbitral en algunos municipios medianos y pequeños, el partido republicano ha perdido fuerza en las cuatro capitales provinciales pero ha crecido en otras poblaciones. Está claro que esto refuerza la apuesta estratégica de la dirección de ERC a favor del tripartito de izquierdas, que puede generalizarse aún más a nivel municipal.

El PP, sin poder local
Como viene sucediendo desde siempre en Cataluña, el PP sigue sin encontrar la ansiada respuesta por parte del electorado. Experimenta una nueva pérdida porcentual de votos, pasando de poco más del 11% a menos del 10%, y por número de concejales se sitúa en quinta posición, únicamente con 350 y, por consiguiente, apenas sin poder municipal en toda Cataluña. A destacar, no obstante, su por otra parte ya esperable incremento de votos en la tercera ciudad catalana por número de habitantes, Badalona, a causa sin duda de su demagógica campaña xenófoba contra la inmigración.

El desgaste de ICV-EUiA
También ICV-EUiA ha experimentado un ligero descenso porcentual de votos, pasando de casi el 10,5% a sólo poco más del 9%. Lo más grave para la coalición ecosocialista es la pérdida de la alcaldía de Sant Feliu de Llobregat, población gobernada ininterrumpidamente por ellos desde 1979, aunque siguen conservando un buen número de concejales en el conjunto de Cataluña, ya que con 397 superan al PP. El obligado desgaste de toda acción de gobierno, y en especial las polémicas generadas por algunas actuaciones recientes de los Mossos d’Esquadra –dirigidos ahora por el máximo dirigente de ICV, Joan Saura, como consejero de Interior de la Generalitat-, pueden ser las causas de este descenso.

La irrupción del voto racista
El importante porcentaje abstencionista, que en Cataluña ha sido bastante superior a la media española, tal vez tenga su explicación por un cierto hastío de algunos sectores del electorado catalán tras haber sido convocado a las urnas por quinta vez en muy pocos años, tras dos elecciones autonómicas y dos referéndums. No obstante, aun siendo preocupante este descenso de la participación ciudadana, sin duda es mucho más alarmante la irrupción en varias poblaciones catalanas de las candidaturas de la xenófobo Plataforma X Cataluña, que se ha convertido, por ejemplo, en la segunda fuerza municipal en Vic y ha experimentado incrementos muy importantes en otras poblaciones, como es el caso de El Vendrell.

Ciutadans se diluye
Sin representación en ninguna de las cuatro capitales de provincia y sólo con el 2,35% de los votos, Ciutadans-Partido de la Ciudadanía puede haber comenzado a cantar su canto del cisne. Sin incidencia en la política catalana a pesar de contar con 3 diputados autonómicos, su representación minoritaria en algunos municipios catalanes difícilmente le dará mayor visibilidad pública, a la espera de lo que pueda suceder en las próximas elecciones legislativas, en especial si se confirman las especulaciones que vaticinan su alianza con el grupo liderado por Fernando Savater.

La novedad de la CUP
Crece una nueva fuerza independentista, las Candidaturas d’Unitat Popular (CUP), a la izquierda de ERC y con presencia que puede llegar a ser decisiva en algunas poblaciones medianas y pequeñas, pero por ahora sin una fuerte presencia municipal.

El tripartito de izquierdas, reforzado
A pesar que tanto PSC como ERC e ICV han sufrido ligeras pérdidas en la ciudad de Barcelona –de un total de 25 concejales han pasado a tener 22, con un concejal menos cada uno, mientras que CiU ha ganado 3 concejales-, lo cierto es que el tripartito de izquierdas sale muy reforzado de estos comicios. En especial el PSC, que no sólo ha renovado amplísimas mayorías absolutas en grandes municipios del área metropolitana de Barcelona y ha recuperado la alcaldía de Tarragona casi con mayoría absoluta -13 de 27 concejales-, sino que ha conquistado la mayoría absoluta en Lleida y ha renovado su poder en las principales ciudades catalanas.

J.G.-S.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s