EL MENSAJE SUBLIMINAL DE LA CAMPAÑA DEL PP EN VALENCIA: CON FIANZA-

06/05/2007

El mensaje subliminal de la nueva campaña del PP en Valencia

Con fianza

ELPLURAL.COM

Internautas avispados, como el creador del blog …viga en el propio o la fragua, han encontrado nuevos mensajes subliminales lanzados por los publicistas del PP. Después de la gloriosa campaña Espe jode lo que somos, que tenía por objetivo lavar la imagen de Telemadrid, el lema elegido para la actual campaña electoral es Confianza. Siguiendo la pista de los cargos públicos imputados por corrupción urbanística, según estos blogers, el mensaje escondido es Con fianza.

El creador de la página …que la viga en el propio confiesa no haber podido evitar unir  “La fianza de la Pantoja” con “La enésima metedura de pata de los publicistas del PP”.

La inspiración la encontró en la página La Fragua, que se hizo eco del eslogan de campaña para las elecciones muncipales y autonómicas del PP. En este blog se asegura que “en algunos casos el lema completo es Confianza en el futuro. O sea, que si el candidato todavía no está imputado por corrupción urbanística, tiempo al tiempo…”.

Anuncios

LOS MEDIOS DE COMUNICACION DE LA DERECHA DEFIENDEN LAS IRRESPONSABLES DECLARACIONES DE AZNAR.

06/05/2007

Ponen al ex presidente como un defensor de la libertad frente a la opresión del Estado

Los medios de la derecha se atrincheran tras las ebrias palabras de Aznar

V.T.

Lejos de criticar mínimamente al ex presidente Aznar por sus irresponsables palabras, en las que prácticamente se burlaba de los enormes esfuerzos realizados por la Dirección General de Tráfico (DGT) para evitar accidentes mortales, los medios más afines a la derecha han achacado las críticas contra Aznar a una estrategia de la izquierda, eternamente en contra del ex presidente, o, también, como el reflejo del totalitarismo inherente al actual Ejecutivo, que estaría en contra de todo tipo de libertades. La respuesta que medios como Libertad Digital o El Mundo han tenido con respecto al escándalo desatado por el ex presidente muestra el espíritu de confrontación y de falta de crítica interna que asola a los más conservadores. Si lo dice Aznar, tiene que estar bien.

El editorial de Libertad Digital de ayer realizaba, para defender a Aznar y su supuesto ideal de la “libertad individual”, un insultante comentario: “El Estado decide dejar de ejercer el monopolio de la violencia contra los delincuentes para actuar contra las personas normales, corrientes y decentes”, en referencia a los consejos repetidos por la DGT para evitar el mayor número de accidentes posibles. Una Dirección General de Tráfico cuyos mensajes despedirían, para Libertad Digital, “un tufo totalitario que apesta”.

La culpa, de la izquierda
Aznar, que según Libertad Digital, habría dicho sólo “una cosa bien inocente” estaría siendo acosado por los medios afines a PRISA y a una izquierda eternamente enemistada con el presidente de las Azores. De este modo opina El Mundo, que, si bien considera que Aznar no estuvo del todo acertado, achaca las críticas a ese odio eterno que ciertos sectores de la sociedad conservan sobre este exitoso presidente. 

GEES y otros
Por otra parte, mientras que el think tank neocon GEES -una sucursal en España de los conservadores americanos- defendía al ex presidente arremetiendo contra toda intervención por parte del Estado en la vida cotidiana, otros círculos afines al ex presidente se apresuraron a enmendar mínimamente los disparates pronunciados por Aznar, cuando comentaron que éste “en ningún momento quiso minusvalorar el riesgo de mezclar alcohol y conducción”. Estas mismas fuentes quisieron dejar claro que Aznar “es un firme convencido de la necesidad de ser muy riguroso con este asunto, como demostraron las medidas que adoptó durante su mandato en el Gobierno”.

Unas excusas que dejan en evidencia al ex presidente con su actitud de extrema arrogancia y provocación.  

AZNAR Y SUS “OCURRENCIAS” NOS HAN COSTADO CAROS.

POLÍTICA

 06/05/2007

Antología de las ocurrencias del ex presidente

Desde el “cuando yo no lo sabía, nadie lo sabía” hasta el “déjame que beba”

ELPLURAL.COM

El alegato de Aznar en defensa de la libertad para beber alcohol y conducir sin restricciones no es sino la última de sus ocurrencias. Desde que dejara la presidencia por la puerta de atrás, se ha especializado en acuñar citas sorprendentes.

Mientras preparaba su salida del poder, el ex presidente Aznar cuidó extremadamente su imagen en un intento de ser recordado como estadista brillante. La vergonzosa conclusión de su mandato no solo frustró sus planes sino que le ha precipitado a una carrera de desafortunadas intervenciones públicas en las que se suceden las frases disparatadas.

España “al borde del abismo”
Apenas llevaba un año alejado del poder cuando, en octubre de 2005, el ex presidente advirtió de que “estamos en uno de los momentos más críticos de nuestra historia. En poco más de un año, el actual Gobierno ha llevado a España al borde del abismo.  España corre riesgos serios de desintegración y balcanización, de volver históricamente a las andadas”. Este discurso se ha convertido, usando términos similares, en un clásico presente en casi todas sus actuaciones.

Espera disculpas de Almanzor
La lucha entre el mundo Occidental de valores cristianos y el Islam es otra de sus obsesiones recurrentes. Entre sus referencias al mundo musulmán destacan perlas como “el peligro es el islamofascismo”, o las lapidarias “nuestro enemigo es tan feroz que se trata de él o nosotros” y “hay que prepararse para lo peor”. Pero sin duda el mejor exponente del pensamiento Aznar en este campo lo expresó al referirse al polémico discurso de Benedicto XVI con referencias a la violencia islámica: “muchos claman al Papa para que pida disculpas. Yo nunca he oído a ningún musulmán pedirme a mí disculpas por haber conquistado España. ¡Nunca!”.

Habló con ETA para ver si se rendían
El ex presidente también ha patinado frecuentemente al hablar sobre la banda terrorista ETA. Sobre las conversaciones de su Gobierno con la banda señaló que tenían como único objetivo “comprobar si estaban o no dispuestos a rendirse”, lo que se ha demostrado incierto en diferentes ocasiones. También sobreactuó en sus habituales descalificaciones al actual Gobierno cuando dijo que “la lógica del apaciguamiento” que intentó Zapatero con ETA “es la de Hitler que invade Polonia porque Chamberlain hizo concesiones”.

“Nadie sabía” lo de Iraq
Aznar también provocó sorpresa cuando trató de justificar su apoyo a la guerra de Iraq diciendo que si bien se ha comprobado que “no había armas de destrucción masiva” el problema fue “no haber sido tan listo de saberlo antes”. Según él, a pesar de las reiteradas advertencias de Hans Blix, responsable de las inspecciones de la ONU, y de la mayoría de la comunidad internacional, antes de invadir el país “nadie sabía” que esas armas no existían. Lo que Aznar desdeña entre la broma y la arrogancia es, ni más ni menos, que la justificación de una guerra.

OPINION: LIBERTAD, ¿PARA QUÉ?

ARTÍCULO DE OPINIÓN

  • Andrés Villena Oliver
  • ANDRÉS VILLENA OLIVER

    06/05/2007

Comentario impertinente

Libertad, ¿para qué?

Dejemos que el mercado asigne todos los recursos, que todo se regule por sí mismo. Hagamos desaparecer el Estado y sus intervenciones totalitarias sobre la vida cotidiana. La libertad fluirá automáticamente, el crecimiento económico no se verá perjudicado por los estúpidos ajustes motivados por el gasto público y otros obstáculos innecesarios, y todos seremos, en definitiva, más felices.

La ortodoxia de la nueva derecha española es burda, simplona y hasta insultante. El Estado, que durante los años cincuenta y sesenta construyera la mayor sociedad de bienestar que conocería jamás el planeta, es demonizado ahora como un ente contrario y enemigo del ser humano. Parecen olvidar estos voceros las importantísimas funciones que lo público desempeña y ha llevado a cabo a lo largo de muchísimos años. Pero dejemos esto para otro día. ¿Cómo somos de libres, sin tener en cuenta el peso de este monstruoso armatoste funcionarial y político que es el Estado?

El individuo se levanta por la mañana y, desde que abre los ojos, es libremente bombardeado por todo tipo de consignas, eslóganes, imágenes e ideas, que le impulsan a comportarse de un modo determinado. La nueva sociedad de las comunicaciones ha devenido en una iconosfera poblada de marcas y logotipos que conforman la agenda diaria de lo que hay que decir y pensar. Lo que bebemos, comemos, vestimos y acaso aquello con lo que disfrutamos nos es dictado diariamente por medios de comunicación de todo tipo, prácticamente todos en manos privadas.

Llegados a este punto, ¿qué posibilidad de elegir tiene un chaval de quince años, aleccionado en esta religión de “consume o muere”? ¿Se le muestra la perspectiva de otros modos de vivir, otra forma de actuar, distinta de la dictada por las marcas dominantes, nueva religión oficial? Nada de eso: los principales magnates de la economía privada prefieren que el individuo sea libre: que lleve libremente una gorra que lo agrupe en consumidor de una marca determinada; que se manifieste con plena libertad todos los sábados y domingos en los centros comerciales; que pueda elegir qué programa ver entre un millón, estudiar la carrera que le catapulte al éxito que le permita consumir más y tener descendientes que puedan dedicarse a lo mismo… Y así podríamos seguir eternamente…

No es raro que los propietarios del capital y sus consejeros más interesados quieran crear una superestructura “liberal” –como ellos han deseado llamarla-. Esto no refleja más que la correlación de fuerzas actual, unas fuerzas de dominación que mantienen al individuo feliz, como aquel “robot alegre” anunciado por el sociólogo americano Wright Mills. Libre, pero calladito.

Por eso, cuando se produce cualquier tipo de esfuerzo por parte de la vertiente socialdemócrata de la sociedad –la única con capacidad actual para influir de algún modo en la vida cotidiana-, los apelativos recibidos son de dictador, sátrapa o controlador de las conciencias. Las palabras de Aznar sobre el vino no son ociosas. Los que antaño comulgaran con el falangismo y el fascismo clerical han aprendido en los foros neocon americanos que existe otro modo de control mucho más efectivo: la religión del consumo, la publicidad y el laissez faire: dejemos a las empresas que libremente nos organicen la vida y no respondamos, no nos quejemos y, por supuesto, no osemos regular nada. Visto el panorama, el Estado y las responsabilidades de la socialdemocracia adquieren hoy más que nunca una enorme importancia: educar para elegir, esta vez, en verdadera libertad.

avillena@elplural.com

VENGA ESA SONRISA, QUE HOY ES DOMINGO Y FALTAN SOLO 21 DIAS PARA DESPEDIR AL PP.

http://www.youtube.com/watch?v=JFdCgVxy6gM

http://www.youtube.com/watch?v=1i6Vxa-DoDo

http://www.youtube.com/watch?v=O4EIfUvxOFs

http://www.youtube.com/watch?v=-zzbAtoPZvQ

http://www.youtube.com/watch?v=5m95BZOKDPs&mode=related&search=