HELGA SOTO, IN MEMORIAM.

arton1009.jpg

Helga Soto, gracias por todo!

Por Montserrat Boix

Helga Soto ha muerto el 21 de abril de 2007 a la edad de 66 años.


Seguramente este texto no es la despedida que se merece desde el movimiento feminista y específicamente desde el feminismo socialista Helga, una de las mujeres más influyentes en la transición española, a la sombra de Felipe Gonzalez.

Seguramente si Helga hubiera sido un hombre hubiera tenido otra trayectoria pública y en estos momentos no faltaría en los periódicos amplios artículos en su memoria recordando sus logros, más allá de las notas de necrológica que se han publicado hoy.

No soy la más indicada para escribir sobre ella, la conocí poco pero como mujer y feminista le agradezco profundamente el esfuerzo de lucha en el interior del Partido Socialista Obrero Español en defensa de la presencia de las mujeres en los espacios políticos y en la toma de decisiones. Las fotografías del parlamento y de los gobiernos de la transición española con ausencia casi total de mujeres en los espacios de relevancia dan medida de cómo una mujer podía vivir esos tiempos. Pocas mujeres tuvieron acceso simplemente a ser escuchadas. La lucha inicialmente por las cuotas y después por paridad en las filas del partido socialista fue iniciada precisamente por esas mujeres de las que existe lamentablemente poco testimonio. Helga fue la responsable de la creación del Grupo Mujer y Socialismo dentro del PSOE en el año 1977, grupo que constituiría el germen de la actual Secretaría Federal de Igualdad.

Cuando conocí a Helga Sotó hace pocos años durante un curso feminista de verano en Baleares organizado por las amigas Esperanza Bosch y Viqui Ferré me impactó su energía. Estuvimos hablando precisamente de ello… y me quedé con ganas de hacerle una larga entrevista para que su testimonio no se perdiera, porque era un testimonio clave para la lucha de las mujeres españolas por hacer efectivo el derecho a estar también en los espacios de decisión públicos. Me reencontré con Helga gracias a otra mujer luchadora e histórica, Paca Sauquillo, con la que estaba colaborando en la ONG Movimiento por la Paz el Desarme y la Libertad.

Ojalá Helga haya dejado escritas sus memorias. Ojalá las mujeres que han vivido esa época no desaparezcan sin dejar su testimonio. Y ojalá en el movimiento feminista tengamos la generosidad de reconocer su lucha… a menudo discreta y silenciosa pero decisiva en el avance de los derechos de las mujeres.

Hasta siempre, Helga.

Martes 24 abril 2007

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s