DIMISION DE CONTHE, ¿CATARSIS O ESPERPENTO?

ARTÍCULOS DE OPIN

  • José Garc�a Abad
  • JOSÉ GARCÍA ABAD

    24/04/2007

Ecos de S.A.

Dimisión de Conthe, ¿catarsis o esperpento?

A las nueve de esta mañana tendremos la oportunidad de escuchar el Manifiesto de Manuel Conthe ante el Congreso de los Diputados. Allí se encontrará probablemente con Miguel Ángel Fernández Ordóñez, gobernador del Banco de España quien acudirá pocas horas después a examinarse ante los representantes de la nación. Este, que tiene el privilegio de ostentar siglas, las de MAFO, como si fuera un organismo, la CNMV, por ejemplo, comentó en jocosa ocasión: “Nadie debería creerse un 30 por ciento más inteligente que los demás. Ni siquiera Manolo Conthe”.

Hoy se percibe en la tribuna de Prensa y en los bancos de la Comisión de Economía, ese inconfundible olor a sangre de los grandes debates parlamentarios. Lo que allí se diga tampoco dejará indiferente al mundillo de los negocios que, en España, en la Unión Europea y en el extranjero propiamente dicho, ha seguido con pasión las luchas por el poder en Endesa, la primera eléctrica española. La cosa, pues, no se quedará así, pues de la representación de hoy que podría inscribirse en el genero del esperpento se derivarán consecuencias para el prestigio de España. No hay nada que espeluzne más en las bolsas de Londres, Nueva York o Tokio que la sospecha de “riesgo regulador” o peor aún, de “inseguridad jurídica”, eufemismos para lo que antes se englobaba como “riesgo político”.

En la matinal de hoy contaremos con una prima para el morbo político y económico: es el primer presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores que se enfrenta abiertamente al Gobierno que le nombró lo que representa un regalo inesperado para el Partido Popular.

El PSOE ha aceptado finalmente la comparecencia de Conthe siempre que el objeto fundamental de la misma fuera presentar el informe semestral reglamentario y no se centrara en apología de su dimisión. Semejante informe, pergeñado a vuela pluma sobre un semestre que no ha terminado, provocará un interés perfectamente descriptible entre Sus Señorías. Sus preguntas – quizás salvo las del grupo socialista – recaerán sobre las presiones del Gobierno. El presidente del organismo regulador se explayará en ello y por si le faltara tiempo ha convocado una rueda de prensa en su despacho de la Castellana.

Por su parte, el PP que no se ha quedado conforme con la formula de compromiso aceptada por la Mesa, exige una comisión de investigación en un intento de equiparar la batalla por el poder de Endesa al escándalo Gescartera que es mucho comparar. Solo hay un punto común entre aquella estafa y las opas actuales: en ambas cayeron los presidentes de la CNMV: Pilar Valiente puesta por Rato y Conthe colocado por Solbes, aunque en circunstancias que podríamos calificar de opuestas. Hay otras diferencias notables: En el caso de Endesa los accionistas se van a forrar mientras que los participes de Gescartera fueron esquilmados.
Hay muchas cosas en juego en este asunto, entre otras la muy importante del prestigio del organismo regulador. Son muy meritorios los esfuerzos de Conthe por marcar la independencia del organismo que preside hasta el extremo de comprometer la política industrial del Gobierno. Sin embargo este es un organismo colegiado y la decisión la toman por mayoría sus consejeros como hicieron negándose a aceptar la imposición de sanciones para Enel y Acciona “por perturbar el funcionamiento del mercado”, propuesta por el presidente. Fue el propio Conthe quien presumió ante la prensa del modo democrático en que se tomaban las decisiones en el organismo que preside.

Ante esta situación, Conthe tenía derecho a dimitir o a denunciar a los tribunales, como ciudadano ejemplar, a los supuestos malhechores pero no a una dimisión exhibicionista ante un órgano que no es el competente para aceptársela. “Yo me marcho pero armo la de Dios” que es como puede traducirse en lenguaje llano su propósito de provocar lo que el denomina una catarsis bienhechora. La triste realidad es que su prepotencia ha desprestigiado más a la CNMV que las conductas que pretende corregir en un organismo que además de independiente debe ser eficaz para regular los mercados financieros y reprimir las practicas abusivas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s